Últimos temas
» Conditions of Existence—Nirvana
Vie Jun 17, 2016 10:35 pm por Invitado

» Cheap Thrills ▲ SB.
Miér Jun 15, 2016 11:10 pm por Invitado

» Do or die ▬ Dolph
Miér Jun 15, 2016 1:21 am por Invitado

» Hurricane ♦ Privado
Mar Jun 14, 2016 1:59 am por Invitado

» Give me an information #Robin
Mar Jun 14, 2016 1:58 am por Invitado

» Dance little liar ▲ Jax.
Lun Jun 13, 2016 11:18 pm por Fleure S. Cartier

» The Silence ▲ Privado.
Lun Jun 13, 2016 11:04 pm por Fleure S. Cartier

» The devil wears Prada ♦ Privado
Lun Jun 13, 2016 10:46 pm por Fleure S. Cartier

» love birds—priv.
Sáb Jun 11, 2016 5:33 pm por Invitado

» The moment has come ||Andrew
Vie Jun 10, 2016 1:49 am por Invitado


Give me an information #Robin

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 14, 2016 8:01 pm

Give me an information

Manhattan. Tienda de antiguedades. Marzo. 17 hs

Ya la había visto con anterioridad, estaba completamente seguro de eso, el problema era donde. No podía quitarse su imagen de la mente y el recuerdo de aquella primera vez donde sólo era una niña pero ya poseía esos rasgos tan característicos. Sus cabellos del color de las hojas en otoño lo retrotraían a un pasado muy lejano que por momentos intentaba olvidar y que muchas veces volvía con mayor ímpetu a colapsar su psiquis.

Tenía que encontrarla y saber si el infierno jugaba una vez más con él o si simplemente el paso de los años se encargo de joderlo. No tenía muchos datos de ella, sabia donde trabajaba y que estudiaba, incluso su apellido pero no había indagado mucho mas. Ella se lo contaría todo llegado el momento, de eso podía estar seguro. Caminó en silencio por las calles de aquella ciudad repleta de personas, no iba con su rastreador, en aquella ocasión no le importaba quien estuviera rondando en su perímetro, esta misión era completamente personal, añeja, de la cual obtendría todo lo que quería y mas. No había otro modo, ni otra opción.

Entró al local de antigüedades, había unas cuantas personas curioseando los objetos que allí se exhibían. Él quería pasar desapercibido por lo que se quedó a un lado, medio lejos de la vista de los demás. Había muchas chucherías, pero a su vez encontró algunos objetos interesantes que podían ser de utilidad. Se preguntaba de donde podría haber obtenido cosas tan antiguas, inclusive de la época en la que él estaba en la milicia. De a uno se fueron retirando los compradores hasta que nadie quedó salvo por él. Se acercó al mostrador y la observó por un momento, con su seriedad típica -Necesito unos datos de su local. Soy agente del FBI y hay una denuncia en contra, por la venta ilegal de objetos robados - no iba a presentarse con su nombre, a menos que hiciera falta -¿Usted es la dueña? ¿Cuánto hace que esta en pie este local?- quería todos los datos uno por uno desde su boca, la cual no dejaba de observar. El parecido con aquella mujer era impresionante, tanto que había vuelto a dejarlo pasmado en cuanto la vio.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 17, 2016 1:26 am

Give me an information

Mercado negro · Marzo · 17:00

Podía sentir las miradas de todos sobre ella, varios examinándola con mucho cuidado, a la espera de encontrar una falla que pudieran usar para, según ellos, molestarla por su poco talento, pero la única atención que le importaba en ese momento, era la de los profesores que la estaban evaluando, unas eminencias en la universidad a la que asistía. Sus dedos flotaban sobre cada tecla del piano que debía tocar, con la agilidad única de una persona de talento excepcional. Había trabajado mucho para que esa breve presentación saliera perfecta y eso se notaba en la melodía que todos los presentes podían escuchar. Estaba saliendo como esperaba y hubiese terminado bien, de no ser por ese molesto vibrar en el bolsillo de su pantalón, que la desconcentró lo suficiente para que su dedo anular tocara mal una tecla, arruinando el final perfecto. Casi suelta una maldición, pero en lugar de eso se puso de pie y miró a sus profesores. “Podría haber sido mejor, debes trabajar más en ese final” fue lo único que uno de ellos le dijo antes de retirarse, ella había sido la última en presentarse. Se sintió frustrada, a veces era demasiado perfeccionista y no le gustaba fallar, no después de trabajar tanto por algo que amaba. No perdería el tiempo buscando a su profesor por consejo, ya sabía el error.

Ya libre de sus clases del día, se fue a trabajar, debía ir a la tienda, ese era su turno y según su tía abuela, debía cumplir o desataría la furia de la mujer. Eso no era nada bueno. Podría haber entrado de lo más calmada, pero en cuanto cruzó el umbral de la puerta, su tía Anne saltó sobre ella “¿Dónde te habías metido? Te llamé y no respondiste, debiste estar aquí hace una hora, yo debo salir a hacer un trabajo. Te dejé comida en la trastienda. Adiós” y eso fue todo lo que la mujer dijo antes de largarse de ahí. Sacó su celular del bolsillo y vio que ese vibrar que la desconcentró, había sido su tía llamando. Pero no tenía tiempo para quejarse, debía atender a los clientes que estaban presentes, y así lo hizo, hasta que una voz llamó su atención, girándose hacia él.

Tenía la leve sensación de haberlo visto antes, su rostro se le hacía extrañamente familiar aunque no hurgó en sus recuerdos, se distrajo observando sus facciones detalladamente, esa mirada que parecía haber visto más cosas que cualquiera que hubiese conocido, y esa voz ronca que le erizó la piel mientras le decía que la habían denunciado por venta de cosas robadas… cosas robadas. Solo entonces le puso atención a lo que él decía - ¿Qué? No, debe ser un error, jamás he vendido nada ilegal – o quizás sí, era el mercado negro, probablemente en ese subterráneo todos tenían cosas que no se podrían vender en buena ley. Podía quizás tener cosas peligrosas por ahí, pero no robadas – aquí somos muy honrados, no me ofenda – aunque no podía decir eso de su tía ¿era posible que esa denuncia fuera culpa de Anne? Tendría una plática muy larga con la mujer – Es mi tienda, la heredé de su anterior dueña y ella también la heredó, así que no sabría decirle con exactitud cuántos años lleva en pie – ¿Qué diablos hacía alguien del FBI ahí? Ellos nunca llegaban a ese sector de la ciudad. Se puso nerviosa, muy nerviosa, solo que no supo si era por su trabajo, o simplemente porque ese rostro de una u otra forma la intrigaba.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 25, 2016 12:54 am

Give me an information

Mercado negro · Marzo · 17:00

No podía ocultarse a sí mismo la impresión que le dio el volver a verla. Era como estar viéndola a ella tantos años atrás. Había crecido, no sabía cuanto había transcurrido ya desde aquella primera vez, quizás cinco o diez años. Cuando tu vida es tan larga sueles olvidar el paso del tiempo cuando transcurren períodos cortos pero eso era lo que menos le preocupaba en aquel momento. Se veía diferente aunque con el mismo aire de niña. Se sintió viejo por un instante frente a tanta frescura y jovialidad recordando de pronto que él solo transitaba "Ni siquiera estas vivo Schulz, ¿En que piensas?" Descartó aquellos pensamientos tan rápidos como llegaron. Era una niña aun. O eso se instó a creer.

La muchacha parecía asustada y aunque por un momento se vieron nublados sus pensamientos, ya había reaccionado a ellos y dejado por completo atrás. Algo mas importante lo llevaba a ese lugar. Como ella lo confirmó, esa tienda estaba desde hacía años. ¿Podría ser que...? No se confiaba, en realidad lo principal para él era poder inspeccionar el lugar para descartar cualquier posibilidad de error. Achicó los ojos -¿Me va a decir, señorita que tiene factura o comprobante de todo lo que tiene aquí dentro? Dudo incluso de que tenga algún inventario- concluyó diciendo lo último mas para si que para ella. Asintió a su reclamo, del cual estaba mas que claro que no llevaría a cabo. No sentía que la hubiera ofendido de alguna manera -¿Hay algún mayor por aquí? Un supervisor al menos, con eso bastaría- desvió la mirada de ella, el parecido era impresionante y eso lo desconcentraba un poco.

Le había dado información sin formular la respuesta, era de la familia, de antigüedad. -En ese caso tengo que hacer una inspección mas a fondo. ¿Puedo pasar al depósito?- la miró fijamente a los ojos, con un poco de suerte, si la muchacha era ingenua le permitiría pasar rápidamente.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Miér Jun 01, 2016 1:40 am

Give me an information

Mercado negro · Marzo · 17:00

La presencia imponente de aquel hombre la ponía nerviosa y estaba más allá del hecho de ser policía, no, era algo más, como si tras esa mirada profunda se escondiera un mundo que ella ni siquiera estaba cerca de conocer. La mirada eran las ventanas del alma, eso decían, y esa mirada la inquietaba. ¿Realmente estaba ahí por una denuncia? Todo era muy extraño pero tampoco iba a tentar a su suerte, no podía correr el riesgo de perder la tienda que le habían heredado. ¿Facturas o comprobantes? “Por favor que no pida nada de eso, por favor, por favor” fue lo primero que pensó antes de hablar – Por supuesto que tenemos inventario – ella misma se había encargado de revisarlo todo, quizás por simple curiosidad y también en caso de que alguien llegara buscando algo que no estuviese a simple vista – de hecho, está por aquí – rebuscó en una estantería y se horrorizó al ver que al parecer las hojas habían servido como mantel ¿eso era una mancha de café? “¡Te voy a matar, Anne!” otra vez… su tía era un desastre – pero… necesita una orden si quiere registrarlo todo - ¿le ayudaría eso a salir de ese lío inicial?

En serio estaba preocupada, no quería que le cerraran la tienda, por motivos sentimentales y porque si eso ocurría, su tía Anne la mataría ahí mismo. Estaba distraída pensando en las miles de cosas que le diría a la mujer, cuando él nuevamente le arrancó un ceño fruncido - ¿Un adulto? ¿Y que se supone que soy yo? No necesita hablar con nadie más, yo soy la dueña, y adulta, por si no lo había notado – vale, él no era la primera persona que salía con algo así. A pesar de tener 21 años, a veces podían confundirla con una adolescente y eso no le gustaba nada. Podía tener cara de niña, pero hacía mucho que había dejado de serlo.

Quería encontrarse con su mirada pero él a ratos parecía más interesado en mirar hacia otro lado. Quería preguntarle quien había hecho la denuncia y de qué se le acusaba exactamente, quizás era alguien de la competencia que solo estaba queriendo desplazarla, no sería nada nuevo, había tenido que lidiar con eso desde su llegada. Al parecer los nigromantes o vendedores antiguos, no veían bien que una recién llegada y además tan joven, se hiciera cargo de una tienda en el mercado negro. ¿Quería pasar al depósito? Nuevamente usaría lo de la orden, se suponía que debía llevar una si quería revisar algo, pero él la miró fijamente, tan intensamente que se encontró de pronto asintiendo, como si algo, en el fondo de su ser, le dijera que debía dejarlo investigar, que todo estaría bien, además ¿Qué cosa iba a encontrar ahí? Nada ilegal, esperaba.

Le dio la espalda caminando hacia la puerta a la trastienda, encendiendo la luz de la misma para entrar, suponiendo que él haría lo mismo sin necesidad de una invitación – Estoy segura que no encontrará nada extraño… - y eso no era precisamente cierto, todo ahí era extraño – bueno, nada que no deba estar aquí – y eso sonaba mejor, y era verdad, solo había la misma mercancía que había en exhibición y muchas, muchas antigüedades que ni siquiera se llegaba a imaginar cómo habían llegado ahí, además de eso, un montón de libros y diarios viejos, seguramente pertenencias de sus antepasados, - Solo hay un montón de cosas muy viejas que probablemente nadie compraría -. Se giró hacia él – No va a cerrar mi tienda ¿verdad? – y aunque su voz sonaba tranquila, se sentía afligida, preocupada de perder todo lo que su tía le había heredado, tratando de buscar en la mirada de aquel hombre, cualquier indicio de que él no haría eso.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Jun 14, 2016 1:58 am

Give me an information

Mercado negro · Marzo · 17:00

La siguió con la mirada cuando aseguró que tenía el inventario. Conocía aquel lugar, lo había visto desde el mismísimo día que había puesto sus pies en aquella ciudad, sabía quién había sido su primera dueña aunque ya no estaba en vida cuando lo descubrió. Le removió muchas cosas por dentro el enterarse, así como el ver a esta jovencita que tanto se parecía. Tenía tantas preguntas que nunca encontrarían respuesta, tantas que ni siquiera saldrían de sus labios. Ya no había manera de saber ciertas cosas.

La muchacha se detuvo intentando evadirlo -Eso no es impedimento, ¿Acaso se está resistiendo? Ahora mismo pido que me envíen la orden, de paso pediré que también hagan una de clausura- mantenía el ceño fruncido y el móvil en la mano, si era necesario utilizaría sus contactos en la policía para llegar a aquella antigüedad, si es que aun estaba en ese lugar. Casi suelta una carcajada al escucharla tan valentonada -¿En verdad tiene mas de veintiún años? No parece mas de dieciséis- Tal vez parecía de algunos mas, pero definitivamente no de mayor. No quería incomodarla, pero verla así de asustada le agradaba de alguna manera. -Pero si dice que si, voy a creerle. No tema, no vamos a cerrar el lugar, solo es una inspección- terminó por claudicar, no estaba seguro de si podría arruinar sus planes si se ponía muy hosco con la pelirroja.

La siguió una vez que ella se puso en marcha, no esperaría a que cambiara de opinión -No se preocupe, no es algo "extraño" lo que estoy observando. De eso abunda- no iba a darle algún indicio o pista de lo que realmente hacía por ahí -Quien nada debe, nada teme. No este tan asustada, si hay algo mal, podemos llegar a un acuerdo- alzó una ceja sin expresividad mientras se acercaba a una vitrina. -No la cerraré- dijo sin mirarla, detallando con sus ojos cada objeto que encontraba.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.