Últimos temas
» Conditions of Existence—Nirvana
Vie Jun 17, 2016 10:35 pm por Invitado

» Cheap Thrills ▲ SB.
Miér Jun 15, 2016 11:10 pm por Invitado

» Do or die ▬ Dolph
Miér Jun 15, 2016 1:21 am por Invitado

» Hurricane ♦ Privado
Mar Jun 14, 2016 1:59 am por Invitado

» Give me an information #Robin
Mar Jun 14, 2016 1:58 am por Invitado

» Dance little liar ▲ Jax.
Lun Jun 13, 2016 11:18 pm por Fleure S. Cartier

» The Silence ▲ Privado.
Lun Jun 13, 2016 11:04 pm por Fleure S. Cartier

» The devil wears Prada ♦ Privado
Lun Jun 13, 2016 10:46 pm por Fleure S. Cartier

» love birds—priv.
Sáb Jun 11, 2016 5:33 pm por Invitado

» The moment has come ||Andrew
Vie Jun 10, 2016 1:49 am por Invitado


Code 04—Dolph

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 07, 2016 11:33 pm

Code 04

Clotter's bar · 8 de Mayo · 2 am

Al aparecer en la calle principal se detuvo un momento, colocó las manos en los bolsillos de su pantalón y dirigió la mirada al cielo, quedándose parado ahí como si esperara que la lluvia empezara a caer en pleno mayo. A medida que iba cerrando los ojos se llenaba de los gritos, carcajadas, discusiones o el quebrarse de botellas que salían de los bares. Gozaba con aquellos ruidos, el frío y los olores, en fin, disfrutaba del caos que era la bohemia de New York. Allí era más fácil ver la muerte, sentir como se escabullía por las sombras, jugando con aquellos que se sentían muy valientes o muy estúpidos para probar los límites de la noche.

Vacilante llegó hasta el pasadizo del bar, ganándose la mirada desconfiada del guardia. Le respondió con una sonrisa nerviosa, aquella de principiante que asegura ser la primera vez que entraba a un antro como aquél. Era natural, finalmente, todo en su apariencia contrastaba con el ambiente. Desde las Converses, pasando por la camiseta de She-Hulk bajo una camisa de cuadros, hasta lo pulcro de su eterno desordenado cabello; nada calzaba con el estereotipo de motociclista que solía recibir el bar subterráneo. Agradeció la escasa luz del interior. Sucia y amarilla, caía de tres o cuatro focos como una verdadera desgracia sobre los taburetes de la barra, definiendo siluetas pero nunca rostros.  

Una cerveza—pidió al tomar lugar en uno de los asientos.

Con la seguridad del anonimato, tensó la postura que por costumbre relajaba con el fin de verse más joven. En la marginalidad de un pacto de negocios podía darse el lujo de volver a ser el hombre de movimientos pausados, habla queda y ojos escurridizos.  Sacó el teléfono prepago que cargaba consigo en estas operaciones, repasando el último mensaje enviado a Schulz. El cazador ya venía tarde, incluso para sus estándares.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 08, 2016 2:17 pm

Code 04

Clotter's bar · 8 de Mayo · 2 am

Se limpio el hilo de sangre que caía por la comisura del labio con el dorso de la mano, buscando a tientas su pañuelo en el bolsillo trasero de su pantalón. No había sido la mejor de sus noches, lo habían tomado por sorpresa y aunque logró deshacerse del problema en poco tiempo, no pudo congraciarse con la victoria completa. Lo peor, llegaba tarde a su encuentro, otra cosa que detestaba. Aquellos principiantes volvieron a donde realmente pertenecían luego de una pelea poco certera. De haberlos visto venir ni siquiera se hubiera tenido que sacar su abrigo. Años de entrenamiento lo prepararon para salir airoso de combates pequeños, callejeros se podía decir, donde podían intentar liquidarlo, pero no lograrlo. No solo se necesita de la fuerza para vencer a un contrincante, se necesita habilidad e inteligencia, destrezas que aquellos dos novatos podrían haber sido buenos para su agencia, si no quisieran morderle la mano a quien le da de comer.

Una chaqueta de cuero sobre sus hombros, unos jeanes desgastados y unas botas tejanas fueron el atuendo ideal para pasar desapercibido en aquel antro donde ya era un tanto conocido. Le gustaba ese ambiente, era tranquilo y nadie nunca veía ni oía nada. Sin mencionar que su Harley Davidson estaba estacionada en un lugar privilegiado -Snake- saludo con un apretón de manos al guardia de seguridad de pie frente a la puerta. Éste con un gesto de su cabeza le dejó el paso libre por donde se encaminó al encuentro.

La luz tenue no ayudaba a encontrar a su socio, pero ya lo conocía desde hacía algún tiempo y si algo había aprendido en sus años del ejército y de caminante, era a reconocer las siluetas de las personas. -con dos vasos- dijo sentándose en aquella mesa, colocando la silla del revés para poder apoyar sus brazos en el espaldar. Tomó uno de los habanos que llevaba en el bolsillo interno de la chaqueta y lo paso por su nariz para olerlo -¿Que me tienes preparado esta vez?- preguntó antes de encenderlo -¿Habano?- a su alrededor los parroquianos seguían inmersos en sus asuntos, ajenos a lo que pudiera gestarse entre esos dos oscuros que se observaban en la penumbra.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 14, 2016 9:20 pm

Code 04

Clotter's bar · 8 de Mayo · 2 am

  
Alzó la vista al sentir la presencia del hombre acercarse a la mesa, una siniestra aureola de pavor envolvía cada uno de sus movimientos. Se preguntó si Armand hubiera sido como él si las circunstancias hubieran transcurrido de forma diferentes. Los registros del Teniente Schulz figuraban entre los destacados de NEOD. Un militar certero, de facciones endurecidas, responsable y con la experiencia de la Gran Guerra sobre sus hombros, quien a sus años tenía poco que perder pero mucho por ganar. El Instituto de Investigaciones se daba el lujo de poseer cada pequeño detalle de la vida de sus asociados como marca registrada, una oportunidad de cubrir las operaciones y asegurar fidelidad más allá de lo estrictamente monetario. El alemán, para su desgracia, no era la excepción.

Movió la cabeza lentamente, declinando el ofrecimiento. Sin dar muchas vueltas y alejándose de las charlas casuales que solían incomodarlo, sacó una pequeña libreta de cubierta burdeo que llevaba en el bolsillo. El desgaste de las esquinas sumada a las hojas amarillentas desvelaban la antigüedad de la misma.

Necesitamos dar de baja a uno nuevo—comenzó. La pluralidad detrás de NEOD lo distendía del tema, por lo que siempre se refería a la comunidad científica antes que sus propios planes, aún cuando eran lo mismo.—Es posible que oponga más resistencia que el resto, ¿imagino que eso no será un problema, cierto?—alzó una ceja esperando una respuesta. De entre las hojas pilló una fotografía: una mujer oriental de avanzada edad posaba seria al frente de un restaurante chino.—Xinyu, Lien. En Chinatown—entregó la imagen—. La dirección más especificas y otros datos están por detrás.

Dos vasos y una cerveza arribaron a la mesa, cortando su charla. Esperó que el hombre volviera detrás de la barra antes de tomar la botella y servir de manera equitativa ambos vasos.

Esta vez los daños colaterales dan igual, acaba con quien sea necesario para concluir la misión. Lo único relevante es que no debe haber daño pre o post mortem desde la base del cuello hacia arriba.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 21, 2016 3:25 pm

Code 04

Clotter's bar · 8 de Mayo · 2 am

 Hacía tiempo que la sociedad entre el nerd y el militar se gestaba en un ambiente de seriedad y seguridad. No era certero si ambos confiaban plenamente en el otro, pero al menos estaban seguros de que mientras mantuvieran la boca cerrada e hicieran bien su trabajo, las relaciones se mantendrían estrechas y duraderas. El alemán era bastante desconfiado, demasiado en ocasiones, pero la perdurabilidad en esa sociedad le había dado algunas seguridades de las que ahora se valía para estar a esas horas, en ese lugar y con aquel sujeto que a veces lo consideraba extraño, misterioso y tranquilo. Rasgos que lo caracterizaban a él mismo y que le agradaban, aunque no lo demostrara. Y claro que sabía mas del Hor de lo que éste tal vez se imaginara, parte de su trabajo era conocer a la perfección con quien o para quien trabajaba, mas allá de tener certezas de a quien debía de eliminar. Ambos manejaban muy bien la información.

Sacó de su bolsillo el corta puros tras el declinamiento de su interlocutor y procedió a cortar el propio antes de llevarlo a su boca y encenderlo. Por lo general fumaba cigarrillos, pero había dos momentos en que le gustaba ese cambio, cuando estaba concretando un negocio y cuando terminaba de ejecutarlo. Como si le mostrara que podía, que tenía poder y que nada era demasiado para él. Soltó el humo con lentitud mientras Euron soltaba la propuesta.

Negó lentamente con la cabeza en respuesta a la pregunta que este le hizo -Mientras mas se resistan, mas se disfruta de la victoria-aun guardaba recuerdos de aquellos días de batalla en la Guerra, la sangre fría y la mente en blanco, pensar no era una opción y así fue desde entonces. Tomó la foto que le pasaba Euron y la observó, no era demasiado anciana y se la veía fuerte. -Un hueso duro de roer, al parecer- giró la foto para ver el resto de los datos -¿Para cuando quieres cumplida la misión?- aguardó silencio ocultando la foto con la mano por un momento.

Bebió un trago largo, tenía la garganta bastante seca. Asintió -El rostro estará intacto- volvió a observar la fotografía -¿De cuanto estamos hablando por este trabajito?- preguntó refiriéndose al pago por el trabajo, el nerd sabía que sus trabajos no eran nada baratos pero si certeros. Por lo general esperaba una oferta antes de decir un monto.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 21, 2016 7:59 pm

Code 04

Clotter's bar · 8 de Mayo · 2 am

  
Dio un ligero sorbo a la cerveza, como quien intenta reconocer sabores que jamás encontraría, con precaución de que fuera a encontrar. Su fino paladar se retorció ante la grotesca forma de fermentación, a lo que alejó el vaso. La levadura era el problema, le decía su sentido más critico.

A más tardar a finalizar esta semana, no necesito que tramites demasiado—hablaba mirando las hojas de libreta, confirmando fechas limites. Debía ser una operación rápida, en donde el descarte de amenaza apareciera lo más pronto posible. Después de todo, la integridad de todos los experimentos estaban en juego. —La herida debe ser limpia. No creo necesario recordarte lo importante que es que las muestras lleguen en el menor tiempo posible a NEOD—dijo, deteniéndose un instante para mirarlo. La costumbre caótica en un asesinato era lo que más complicaba a sus hombres, quienes valoraban más la cantidad que la forma. Euron en cambio, que de naturaleza era un hombre pulcro y estructurado, tenía toda una teoría de cómo debería ser la perfecta muerte física: el limite justo en donde el sadismo se convertía en arte.

Serán cuatro mil más que el trabajo anterior, todo se te entregará al terminar, como es costumbre. Sacas la muestra y dejas todo tal cual, mis hombres se encargaran de la limpieza y la policía—cerró la libreta, guardándola en su bolsillo y levantándose del asiento. Estiró las arrugas de sus mangas, antes de sacar un billete, dejándolo en la mesa por la cerveza.—Demuestre su calidad, Teniente. Al finalizar, volveremos a retomar contacto.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 22, 2016 2:55 pm

Code 04

Clotter's bar · 8 de Mayo · 2 am

  
La malta fermentada se deslizaba por su garganta recordándole otras épocas bastante lejanas a esa pero con el mismo toque particular. La cerveza era su deleite principal, a pesar de que fuera una bebida bastante común. Era lo único permitido beber en su pelotón y de allí la afición por la misma. Vació el contenido de su vaso en lo que Euron demoró en hacer su comentario, nada prácticamente.

Sacó su móvil y de allí abrió una aplicación de un pequeño sistema configurado por un viejo amigo, ¿cómo hacían para enfrentar tantos números y estructuras informáticas? No lo sabía, pero si le servía y por eso lo compartía. Anoto la fecha limite para aquella operación y el nombre de la susodicha, el resto lo agregaría luego -Antes de una semana tendrás listas las muestras, tal y como las requieres- estudió su semblante, bastante pálido a pesar de la penumbra de aquel bar -Se hacer mi trabajo, Doctor, usted encárguese del suyo- le molestaba en ocasiones que le dijeran prácticamente como hacer las cosas, como si no hubiera tenido años de entrenamientos y de trabajar en el rubro como para no saber que hacía. De todos modos tampoco es que se hubiese enfadado, respetaba la urgencia del castaño por hacer todo a la perfección -Todo saldrá bien- aseguró, llenando nuevamente su vaso.

Asintió, al parecer era importante la defunción de aquella china si el monto era tanto mayor -Ya sabes mis requisitos de pago- aclaró. Efectivo, sin numeración correlativa completa, en un maletín, el cual siempre regresaba a su dueño legítimo. Por lo general eran sus hombres quienes se encargaban de limpiar la zona, pero no objeto al respecto, seguramente tenían sus motivos para hacerlo y él no era quien para cuestionar o juzgar -Te avisaré en cuanto tenga todo listo- bebió un nuevo sorbo de aquel elixir color marrón mientras el científico se alejaba detrás de él. Disfrutaría del resto de la bebida antes de marcharse.
©



Fin
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.