Últimos temas
» Conditions of Existence—Nirvana
Vie Jun 17, 2016 10:35 pm por Invitado

» Cheap Thrills ▲ SB.
Miér Jun 15, 2016 11:10 pm por Invitado

» Do or die ▬ Dolph
Miér Jun 15, 2016 1:21 am por Invitado

» Hurricane ♦ Privado
Mar Jun 14, 2016 1:59 am por Invitado

» Give me an information #Robin
Mar Jun 14, 2016 1:58 am por Invitado

» Dance little liar ▲ Jax.
Lun Jun 13, 2016 11:18 pm por Fleure S. Cartier

» The Silence ▲ Privado.
Lun Jun 13, 2016 11:04 pm por Fleure S. Cartier

» The devil wears Prada ♦ Privado
Lun Jun 13, 2016 10:46 pm por Fleure S. Cartier

» love birds—priv.
Sáb Jun 11, 2016 5:33 pm por Invitado

» The moment has come ||Andrew
Vie Jun 10, 2016 1:49 am por Invitado


Trama II | Experimentación

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Muerte el Sáb Abr 02, 2016 2:13 am
Recuerdo del primer mensaje :




Last living souls
Experimentación




“Nacemos solos y morimos también solos;
San Valentín no debería significar nada para nadie.”


San Valentín, 14 de febrero 2016.

La atmósfera irradiaba magia; no era la primera vez que el planetario del American Museum of Natural History albergaría un evento de tal magnitud pero sí que lo hacía para la fecha de los enamorados y no se había escatimado en gastos. Las tenues luces amenizaban el ambiente en conjunto con la música de piano que sonaba al fondo, una decena de meseros recorría el lugar para repartir bocadillos entre los presentes mientras las manecillas del reloj se movían con lentitud hacia la hora pactada, a un costado del inmenso espacio se encontraba la barra libre para quien quisiera deleitarse con alguna bebida alcohólica. El boleto de entrada había tenido un precio relativamente accesible para cualquier neoyorquino de clase media-alta que gustase de asistir y disfrutar del espectáculo "Romance under the stars"; una velada en donde se escucharían las mejores historias románticas de todos los tiempos, escenificado con las estrellas del planetario.

El anfitrión de dicho evento observaba a todos los presentes desde una esquina, expectante por el resultado de la noche.


Reglas:


  • Hagamos que la trama sea dinámica con posts de máximo 20 líneas.
  • No hay orden de posteo pero espera que dos personas suban su post antes de que lo hagas nuevamente.
  • De preferencia pongan antes de su post con quién interactúan y a quién mencionan.
  • Favor de agregar en un spoiler al final de su post, el pack que les ha tocado en la actividad previa a las tramas.
  • Se les restarán 15 puntos a aquellas personas que se inscribieron y no participen.
  • Si deseas que tu personaje muera durante la trama, favor de notificarlo a la administración.
  • Para cualquier duda puedes contactar a algún administrador vía MP.
  • Diviértanse, pero no olviden que la Muerte y el Destino siempre andan acechándonos.



Personas inscritas:

» Asher Q. Miller
» A. Ophelia Broekmans
» A. Primrose Sinclair
» É. Danaé Bellerose
» Jeanette A. Kleinman
» Lee Yoon Sung
» Orion J. Vanderst
» Pavel V. Gein
» Shazia Mahmood
» Stella P. Harper
» Wilhelm E. Nilsson
» W. Stephen Rothschild






Última edición por Muerte el Miér Mayo 04, 2016 12:00 am, editado 1 vez



Master
Ghosts are real. This much I know. There are things that tie them to a place, very much like they do us. Some remain tethered to a patch of land, a time and date, the spilling of blood, a terrible crime. But there are others, others that hold on to an emotion, a drive, loss, revenge, or love. Those, they never go away.

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo


Mensaje por Invitado el Mar Abr 26, 2016 4:21 am


Interacción: Pavel y Rex.
Mención:Shazia.

El grito de Pavel taladró sus oídos, sintiéndose momentáneamente débil y con una terrible nubla interrumpiendo su vista. Sin esperarlo, el olor en el ambiente le llevó a recordar con pesar aquellos días en los cuales su padre solía regañarle por terminar con las ropas llenas de aceite automotriz. Las collejas eran cotidianas en su vida, pero aquel veinte de marzo las cosas habían sido diferentes para él. Gracias a una mala decisión del chico, su padre había perdido una de las extremidades del cuerpo y desde ese entonces los golpes cesaron. Orion parpadeó sorprendido, buscando quitarse con sus movimientos aquel olor a aceite quemado que inundaba con fuerza sus fosas nasales. —¡PAVEL! —Gritó sosteniéndola de sus hombros para zarandearla y hacerla reaccionar. Pero su vista pasó con rapidez a la escena que se desarrollaba detrás de él.

—¿Qué te pasa, imbécil?, ¡Suéltala!— Gritó con fuerza buscando inmediatamente abrirse paso entre las personas para detener al hombre que parecía haber perdido la cabeza, pero sus piernas parecieron fallarle, terminando así en el suelo. A los pies de una persona un resplandor llamó su atención, tomando con rapidez aquella daga en caso de que tuviese que defenderse. Gruñó por lo bajo y así se levantara y sus piernas fallaran, se abalanzó hacía el barman para intentar detenerlo del ataque que estaba realizando. Su suerte no fue la mejor del momento. Al intentar detenerlo tomándolo por detrás de sus brazos, sus fuerzas terminaron por extinguirse, cayendo en seco arriba de los asientos de la barra.

©


Última edición por Orion J. Vanderst el Mar Abr 26, 2016 4:23 am, editado 2 veces
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Muerte el Mar Abr 26, 2016 4:21 am
El miembro 'Orion J. Vanderst' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acierto/ Fallo' :


--------------------------------

#2 'Daño' :

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Miér Abr 27, 2016 2:51 am


Interacción: Orion
Mención:Shazia.

No comprendía como había podido desaparecer sin más mi arma antes de poder terminar con la vida del ladrón que estaba tirado en el suelo, quien en realidad no era otra persona que Shazia pero no era capaz siquiera de distinguir entre lo que era verdad o mentira. Sabia que algo ocurría en el ambiente y esa era la causa del por que se sentía mareado, el aire estaba cargado con un gas que poco a poco se iba apoderando de la cordura de cada uno de los asistentes. Quería volver a intentar clavarle mi guadaña, ver sus órganos calentitos escupiendo sangre mientras la víctima se retorcia de dolor, ¿por qué? básicamente era divertido, pero fue imposible dado que en un momento alguien me agarró por la espalda mis brazos e intentó reducirme aun que lo único que consiguió fue caer al suelo, me giré para descubrir quien había sido el idiota que me había interrumpido. Ni siquiera lo conocía.

Sonreí de medio lado y lo miré desde arriba, contemplando la belleza del chico aun que no era un factor que me hiciera echar marcha atrás con mis planes si no todo lo contrario, solo debía haber una persona atractiva y por supuesto ese tenía que ser yo pesase a quien le pesase - Vaya, vaya... ¿quién es el imbécil ahora? - me reí en alto, incluso pude escuchar mi risa por encima de los gritos de desesperación de algunos de los presentes, alcé mi mano de nuevo y ahí estaba mi guadaña como de costumbre - ¿Preparado para morir? - le pregunté, pero era una a la que no tenía que responder. Apunté a mi zona favorita; el estómago y sin pensarlo dos veces le asesté un golpe directo, a diferencia del primer ataque en este si pude conseguirlo - ¿Estás bien? - la ironía era un punto clave en mi, disfruté el momento en el que acaricié su sangre sobre el filo de mi arma.

©


Última edición por N. Rex Olsen el Miér Abr 27, 2016 3:02 am, editado 2 veces
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Muerte el Miér Abr 27, 2016 2:51 am
El miembro 'N. Rex Olsen' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acierto/ Fallo' :


--------------------------------

#2 'Daño' :



Master
Ghosts are real. This much I know. There are things that tie them to a place, very much like they do us. Some remain tethered to a patch of land, a time and date, the spilling of blood, a terrible crime. But there are others, others that hold on to an emotion, a drive, loss, revenge, or love. Those, they never go away.

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Abr 28, 2016 12:16 pm



Mención: Orion
Interacción: Wilhelm, Rex,

"¿Porque gritas?" quiso preguntarle pero estaba demasiado concentrada en intentar mover sus extremidades como para preocuparse por ese hecho que no le afectaba, sus nervios ya estaban de punta como para que le hiciera poner mas histérica. Usó la fuerza que pudo en apoyar las plantas de sus pies en línea recta con el suelo, pero al impulsarse con los brazos, los cuales estaban mas débiles que las piernas, cayó en seco. Estaba ya en el suelo como para ser un golpe que le afectase -No, no puedo- le dijo mirándolo con ojos desencajados por la preocupación "¿Que me sucede?" Su respiración se agitó conforme pasaban los minutos. Lo miró a él y luego a su brazo, como si de esa manera pudiera obligarle de una mejor manera a accionar. Lo movió acercándose al desconocido, pero solo eso, no tenía fuerza como para aferrarle la mano, era gelatina pura.

Un sujeto se apareció de la nada en el momento en que ambos intentaban moverse de aquel lugar que se había vuelto completamente extraño. Shazia abrió los ojos como dos de oro cuando aquel castaño sacaba una guadaña ¿Había sido de su mano? No tuvo mucho tiempo de pensar en aquello puesto que el sujeto le apuntó directamente intentando lastimarla -Noooo!!!- gritó cerrando los ojos, esperando la estocada. Con sus brazos como flan no podría cubrirse demasiado, aunque eso tampoco ayudara demasiado.

Unos segundos eternos pasaron antes de que pudiera abrir los ojos para comprobar que no tenía siquiera un rasguño. Ya no eran tres, alguien mas se sumó a la escena intentando detener al tercero -¿Acaso estás loco?- preguntó fulminándolo con la mirada, apegándose mas al primero como le fuera posible. Se tapó la boca para evitar gritar mientras contemplaba al último (Orion) caer cerca de ellos. "NY es un infierno" pensó totalmente asustada. Se ovilló en aquel rincón al costado de la barra mientras las personas comenzaban a desfigurarse frente a ella. De a poco dejaba de verlos con la nitidez de momentos antes.



Regalos:


Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcón
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Abr 28, 2016 5:25 pm


Interacción: Ophelia. Stella. Rex
Mención:Rex y el grupo que sucumbe a sus pies (?).

—Soy... un admirador— acotó con una sonrisa ladina cuando de pronto el realizador del evento se presentó, dando posterior inicio al espectáculo que se esperaba. El móvil en su bolsillo vibró y lo sacó para ver quien lo mensajeaba, lo que pasó tras eso fue muy confuso. Su visión se alteró dejando caer el aparato al suelo, agitó la cabeza tratando de pensar que solo se trataba de una reacción por la oscuridad y las luces de las estrellas que iban cambiando forma, pero no fue así. —¿Ver qué? no tienes nada— respondió en un segundo que todo pareció volver a la normalidad, pero lo siguiente en atacarlo fue un ruido ensordecedor que se presento en su cabeza y que lo obligo a cubrir sus oídos. Se tambaleó un poco y con el brazo empujó varias copas que seguían sobre la barra, calmándose todo segundos después. A su alrededor varias personas presentaban diferentes males, gritos, enfrentamientos, se volvía un caos.

—Debemos salir de aquí— la tomo de la mano antes lastimada para hacer que se de prisa en correr, empujando a algunas personas pero deteniéndose cuando de nuevo volvió a distorsionarse todo a su paso, en conjunto con el zumbido que no dejaba que se moviera sin sentir una enorme limitación en sus sentidos. Tanto así, que pensó que incluso en su calidad de vidente no podría darse cuenta si eso era obra de alguna de aquellas brumas que solían atacar humanos, pero todo parecía decir que no. Todo era muy extraño pero ni siquiera podía hilar ideas por demasiado tiempo. Fue entonces que vio a la mujer del piano en el suelo o eso le pareció, así que intento ayudarla esperando se dejará y es que no muy lejos se desarrollaba una especie de confrontación que apenas y distinguía, con personas en el suelo a merced de un lunático con guadaña. —Escuchen... Yo iré a distraer a ese sujeto o terminará matando a ese chico— apuntó con el dedo hacía la espalda de Rex, aunque sin mucho acierto porque veía doble y hasta triple por instantes. —Tú ayuda a esos otros y llévala a ella contigo. Que corran o algo— le dijo a Ophelia empujándola hacía un costado para que tomarán otra dirección.

Ese no era su asunto, no tenía porque meterse pero no podía ignorarlos a pesar de no estar plenamente bien. Un suicida en potencia. —Hey amigo, piensa rápido— tocó el hombro del que ahora parecía fascinado con la sangre en su arma, esperando que volteará solo un poco, tomando una silla desplegable para estamparla contra su cara. "Mierda, falle" la poca concentración y el aturdimiento lo había hecho no usar la fuerza necesaria ni la puntería requerida, pero de todas formas se quedó con la silla como escudo.

©


Última edición por Lee Yoon Sung el Jue Abr 28, 2016 5:30 pm, editado 2 veces
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Muerte el Jue Abr 28, 2016 5:25 pm
El miembro 'Lee Yoon Sung' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acierto/ Fallo' :


--------------------------------

#2 'Daño' :



Master
Ghosts are real. This much I know. There are things that tie them to a place, very much like they do us. Some remain tethered to a patch of land, a time and date, the spilling of blood, a terrible crime. But there are others, others that hold on to an emotion, a drive, loss, revenge, or love. Those, they never go away.

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Abr 28, 2016 6:04 pm


Interacción: Orion & Shazia
Mención:Lee Yoon Sung

No tuve mucho tiempo para poder disfrutar de mi momento de gloria y mucho menos de arreglar la faena que me había dejado a medias con el chico que estaba tendido en el suelo, sinceramente era una escena preciosa para retratar pero ningún asistente de la fiesta estaba como para prestarse a hacer algo así, una pena. El causante de mi interrupción no era otro que el mismo que estaba tirado con la herida en el pie, me quedé confuso e incluso llegué a pensar que algo raro ocurría aquí y que todo esto no era tan natural como de costumbre, sonreí al haber podido esquivar su golpe con la silla y lo miré de arriba a abajo - No entiendo nada de lo que ocurre... - me llevé la mano al rostro y me froté intentando aclarar la vista pero aun así seguía viendo al mismo tipo (Lee Yoon),  de repente comencé a reírme con tanta diversión que las lágrimas salian disparadas - pero supongo que es cosa tuya, no me importa cuantos clones tuyos tenga que matar, disfrutaré con ello.

Alargué el brazo con la guadaña sostenida en la dirección del tipo (Lee) y chisté los dientes - Nos vemos al otro lado - se estaba protegiendo como podía el contrario pero aun así los costados los dejaba al descubierto, en un rápido giro y con fuerza lo hinqué en su costado derecho notando como la cuchilla se quedó atascada a mitad, hice ademán de continuar con la hazaña pero me harté dejando caer el cuerpo con una patada - Acuérdate de mi cuando estés muerto- me agaché para tomarlo del mentón y robarle un fogoso beso a traición, sí, la escena me excitaba.

©


Última edición por N. Rex Olsen el Jue Abr 28, 2016 6:15 pm, editado 2 veces
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Muerte el Jue Abr 28, 2016 6:04 pm
El miembro 'N. Rex Olsen' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Daño' :



Master
Ghosts are real. This much I know. There are things that tie them to a place, very much like they do us. Some remain tethered to a patch of land, a time and date, the spilling of blood, a terrible crime. But there are others, others that hold on to an emotion, a drive, loss, revenge, or love. Those, they never go away.

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Abr 28, 2016 9:29 pm
Mención: El club de la pelea yao, Blackshade
Interacción: Shazia Mahmood

La situación ya de por si era bastante inverosímil como para considerar agregarle más problemas, primero estaba bajo los efectos de una pócima que había filtrado el Nigromante por el conducto de aire, no era una suposición sino más bien la confirmación que traía la lógica del asunto, simplemente juntar los hechos y sacar conclusiones en base a ellos de la forma más objetiva posible.

Un sujeto de cabello rubio se había acercado a ellos con un fin claro, no entendía realmente cuándo todo se había complicado de tal manera que los sumergiese en aquella situación. Una guadaña empuñada en las manos de aquel sujeto se alzó para atacar a la chica, observó aquello esperando el desenlace obvio del trayecto de la hoja sin embargo había fallado lo cual les daba una oportunidad. Intentó hacerla reaccionar ya que parecía demasiado aturdida más al preguntarle si podía moverse la respuesta había sido negativa. Estaba sumamente calmado dado que era parte de su naturaleza la impasibilidad de las cosas más eso no quería decir que no estuviese consciente del caos que sucedía a su alrededor.

Otro chico se unió al lugar quién le hizo frente al primero y tras ello un tercero apareció, Wilhelm consideraba que ya no podía ser más ajetreado aquello por lo cual se limitó a concentrarse en la chica quién de un momento a otro se había alejado de él para hacerse ovillo contra la barra. Observó durante algunos segundos la escena más realmente nada allí era de su incumbencia o interés, después de todo no le importaba nadie más-Yo que tu saldría de aquí-comentó mirándola, acto seguido tomó un trozo de cristal del tamaño de su palma que había en el suelo y lo dejó en sus manos-Por si lo necesitas, y suerte- Habían dos personas más así que no necesitaba su ayuda por lo cual decidió retirarse de allí, tenía sus propios problemas como lo era el sonido en sus oídos como para lidiar con la histeria y locura de otros.

Rodó sobre sí mismo ya que estaba de cuclillas para salir de allí y se irguió para caminar por el salón, las personas gritaban y corrían con pavor por todo el lugar por lo cual debía de esquivarlas. El sonido seguía persistiendo y algunas veces debía de detenerse para taparse los oídos y tomar un poco de aire ya que parecía perder el sentido y estar a punto de desplomarse. Tenía una misión, neutralizar el efecto de aquella pócima y de paso ir en busca del Nigromante, quería tener algunas respuestas, y quizás algo más.

Súper Pack:
Arma: Daga
Poción: Satet, Dyehuti

©️
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 29, 2016 1:59 am



Mención: Lee
Interacción: Wilhelm, Rex,  

Un trozo de vidrio en su regazo y unas palabras de aliento fueron lo que la impulsaron a salir de esa ensoñasón a la cual estaba cayendo como si de un precipicio se tratara -Gracias... quizás algún día nos volveremos a ver- le hizo una sonrisa a aquel muchacho mientras lo veía alejarse por el salón. Shazia esperaba que aquel hombre encontrara un camino para irse de una buena vez de aquel lugar.

Alguien mas había intentado detener a aquel demente de la guadaña, fallando en su accionar. Era turno de la pakistaní, tenía que defenderse, después de todo el primer ataque había sido para ella solo que había fallado afortunadamente. Por lo general ella se quedaba tranquila, sosegada y temerosa de incumplir con las normas dictadas por sus ancestros. Reunió la mayor cantidad de fuerza posible, toda la que ocupaba su cuerpo y obligó a sus piernas a actuar en consecuencia.

Por fin se puso de pie, abalanzando contra aquel asesino con el trozo de cristal en la mano dispuesta a darle en el cuello. La mejor opción para que ni siquiera pudiera seguirla aunque sabia que no podría ser rápida. Solo necesitaba un poco de tiempo para poder huir y alejarse de toda esa locura.  Pero falló y sus piernas ya no respondieron, cayo de cara al suelo. No tenía chances de volver a intentarlo.

 
Regalos:


Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcón
©


Última edición por Shazia Mahmood el Vie Abr 29, 2016 2:03 am, editado 1 vez
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Muerte el Vie Abr 29, 2016 1:59 am
El miembro 'Shazia Mahmood' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acierto/ Fallo' :


--------------------------------

#2 'Daño' :

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 29, 2016 5:00 am


Mención: Noah y Evy.
Interacción: Evy y Noah.

Las imágenes de esa noche aun me atormentaban, estar ahí en la acera diciéndole a aquel novio que no quería sufrir más por lo que me hacía, jamás pensé que fuese a sacar un arma y amenazarme para irme lejos con él, pero aun así el miedo hacia él me había hecho tomar precauciones, avisándole a mi mejor amigo sobre dicho encuentro, me di cuenta que había sido la mejor decisión cuando antes de que esa arma llegara a lastimarme el llego, lo que no pensé era que esa noche terminaría en una tragedia tan grande, pero ahí estaba, aquel chico tirado sin vida alguna en la acera, quien antes había intentado arrancarme la vida por no quererlo, había terminado muerto en mi lugar…

Este chico frente a mí no podía ser él, Noah estaba muerto, esto era imposible, -Tu no estás aquí, no lo estas-Dije cerrando los ojos una y otra vez, y tapándome el rostro, estaba enloqueciendo, “Estas en negación preciosa, yo estoy aquí, tanto como tú lo estas” dijo con aquella sonrisa que tanto me había atormentado en la juventud, voltee hacia todos lados, pensando en que hacer, lo único que debía importarme era abrir aquella puerta, algo raro estaba pasando, al voltear alcance a ver como todo estaba lleno de muchos que antes no recordaba haber visto, -Tú no eres real, tu estas muerto, yo te vi, y lo comprobé, estas muerto-Dije ahora segura, rodeándolo y yendo contra la ´puerta, no podía irme de aquí porque la vista que tenía desde este lugar hacia donde estaban todos no indicaba que fuera seguro ir ahí, así que desde lejos me lance y empuje con fuerza la puerta, tenía que ceder en algún momento, -Me escuchas? He vuelto, voy a empujar, aléjate de la puerta-Grite antes de aquel empujón, y continúe varias veces, utilizando toda la fuerza que me era posible, pero la puerta era demasiado grande, ni siquiera parecia haber cedido un poco, -Lo siento, no puedo, no he podido abrirla, pero te prometo que lo hare, aunque creo que estas mejor ahi afuera-Dije mis ultimas palabras al volver a voltear hacia el salon, donde todo parecia haber cambiado ahora.


Artilugios:

Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcon
©


Última edición por Jeanette A. Kleinman el Vie Abr 29, 2016 5:03 am, editado 1 vez
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Muerte el Vie Abr 29, 2016 5:00 am
El miembro 'Jeanette A. Kleinman' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Acierto/ Fallo' :



Master
Ghosts are real. This much I know. There are things that tie them to a place, very much like they do us. Some remain tethered to a patch of land, a time and date, the spilling of blood, a terrible crime. But there are others, others that hold on to an emotion, a drive, loss, revenge, or love. Those, they never go away.

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 29, 2016 9:00 pm
Mención: Nadie
Interacción: Blackshade

Repasaba en su cabeza los aromas que había captado durante toda la velada, Sándalo principalmente, también Lavanda como dijo la chica lo cual era más sutil que el primero, a medida que caminaba usaba su nariz como si fuese un sabueso intentando captar más olores que pudiesen estar presentes en el aire. No había duda de que era una poción y por ende se elaboraría con materiales frescos que generalmente consistían en plantas, hierbas y raíces lo cual no era un problema para alguien con gran talento y conocimiento de Herbolaria.

Siguió en su búsqueda, esta vez captó un nuevo aroma, era intenso y quizás hasta opresor, un par de plantas se ajustaban a aquella descripción sin embargo sólo una encajaba completamente dado el efecto que producía: Ayahuasca. Se tomó un momento para pensar por lo cual se recargó contra la pared para así evitar chocar con las personas que corrían de un lado a otro y también descansar del dolor de cabeza que comenzaba a sufrir debido al efecto constante del sonido en sus oídos.

Sabía que era una ilusión producto de la pócima sin embargo eso no la hacía menos efectiva y real para sus sentidos y por sobre todo para su cerebro. No captaba más existencias por lo cual se limitó a tres componentes, Sándalo, que favorecía la meditación y respiración por lo cual hacía que las vías respiratorias estuviesen más permeables lo que se traducía en que la pócima fuese inhalada con mayor facilidad por todos, Lavanda que tenía propiedades sedantes lo cual ralentizaría los movimientos de la mayoría y por último la Ayahuasca que era un alucinógeno muy potente siendo la responsable del dolor de oídos que sentía y de los demás efectos que las personas pudiesen sentir. Blackshade había sido bastante inteligente aunque no era para menos puesto que su reputación la precedía, su mentora le había hablado de aquel Nigromante, era bastante talentoso aunque demasiado excéntrico y quizás hasta loco. Pero era alguien bastante leal con los suyos, claro está, él elegía a quién considerar digno de su presencia lo cual lo volvía impredecible.

Tosió un par de veces lo cual respondía al hecho de que se acercaba cada vez más a la fuente, esperaba encontrar al sujeto ya que dudaba que se fuese de allí, si lo que le había dicho Morgana era cierto estaría oculto observando todo desde una vista privilegiada ya que se caracterizaba por disfrutar de sus actos, y si era público suponía que más aún. Se deslizó lentamente por el lugar y vio una especie de barricada la cual ocultaba un espacio en el que no se había fijado antes. No es que tampoco lo hubiese hecho por simple curiosidad más ahora parecía demasiada sospechosa como para dejarla ir. Se decantó por ella y la empujó lentamente para entrar, al principio la luz le cegó dado que el humo molestaba en la vista sin embargo una vez que se acostumbró se dio cuenta de que era una sala del Museo donde parecían guardarse objetos que no formaban parte de la exhibición más no importaban cuando su vista se centró en una única figura al fondo: un hombre de traje negro estaba de pie dándole la espalda mientras movía insistentemente sus brazos lo cual sugería que estaba haciendo algo con sus manos. No esperaba pasar inadvertido y así fue puesto que el sujeto ladeó la cabeza para fijarse en él sin llegar a torcer todo su cuerpo. Era Blackshade.
-Hey, buena fiesta, ¿Eh?-aventuró de una forma casual y sumamente incómoda dada la situación.

Súper Pack:
Arma: Daga
Poción: Satet, Dyehuti

©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.