Últimos temas
» Conditions of Existence—Nirvana
Vie Jun 17, 2016 10:35 pm por Invitado

» Cheap Thrills ▲ SB.
Miér Jun 15, 2016 11:10 pm por Invitado

» Do or die ▬ Dolph
Miér Jun 15, 2016 1:21 am por Invitado

» Hurricane ♦ Privado
Mar Jun 14, 2016 1:59 am por Invitado

» Give me an information #Robin
Mar Jun 14, 2016 1:58 am por Invitado

» Dance little liar ▲ Jax.
Lun Jun 13, 2016 11:18 pm por Fleure S. Cartier

» The Silence ▲ Privado.
Lun Jun 13, 2016 11:04 pm por Fleure S. Cartier

» The devil wears Prada ♦ Privado
Lun Jun 13, 2016 10:46 pm por Fleure S. Cartier

» love birds—priv.
Sáb Jun 11, 2016 5:33 pm por Invitado

» The moment has come ||Andrew
Vie Jun 10, 2016 1:49 am por Invitado


Trama II | Experimentación

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Muerte el Sáb Abr 02, 2016 2:13 am
Recuerdo del primer mensaje :




Last living souls
Experimentación




“Nacemos solos y morimos también solos;
San Valentín no debería significar nada para nadie.”


San Valentín, 14 de febrero 2016.

La atmósfera irradiaba magia; no era la primera vez que el planetario del American Museum of Natural History albergaría un evento de tal magnitud pero sí que lo hacía para la fecha de los enamorados y no se había escatimado en gastos. Las tenues luces amenizaban el ambiente en conjunto con la música de piano que sonaba al fondo, una decena de meseros recorría el lugar para repartir bocadillos entre los presentes mientras las manecillas del reloj se movían con lentitud hacia la hora pactada, a un costado del inmenso espacio se encontraba la barra libre para quien quisiera deleitarse con alguna bebida alcohólica. El boleto de entrada había tenido un precio relativamente accesible para cualquier neoyorquino de clase media-alta que gustase de asistir y disfrutar del espectáculo "Romance under the stars"; una velada en donde se escucharían las mejores historias románticas de todos los tiempos, escenificado con las estrellas del planetario.

El anfitrión de dicho evento observaba a todos los presentes desde una esquina, expectante por el resultado de la noche.


Reglas:


  • Hagamos que la trama sea dinámica con posts de máximo 20 líneas.
  • No hay orden de posteo pero espera que dos personas suban su post antes de que lo hagas nuevamente.
  • De preferencia pongan antes de su post con quién interactúan y a quién mencionan.
  • Favor de agregar en un spoiler al final de su post, el pack que les ha tocado en la actividad previa a las tramas.
  • Se les restarán 15 puntos a aquellas personas que se inscribieron y no participen.
  • Si deseas que tu personaje muera durante la trama, favor de notificarlo a la administración.
  • Para cualquier duda puedes contactar a algún administrador vía MP.
  • Diviértanse, pero no olviden que la Muerte y el Destino siempre andan acechándonos.



Personas inscritas:

» Asher Q. Miller
» A. Ophelia Broekmans
» A. Primrose Sinclair
» É. Danaé Bellerose
» Jeanette A. Kleinman
» Lee Yoon Sung
» Orion J. Vanderst
» Pavel V. Gein
» Shazia Mahmood
» Stella P. Harper
» Wilhelm E. Nilsson
» W. Stephen Rothschild






Última edición por Muerte el Miér Mayo 04, 2016 12:00 am, editado 1 vez



Master
Ghosts are real. This much I know. There are things that tie them to a place, very much like they do us. Some remain tethered to a patch of land, a time and date, the spilling of blood, a terrible crime. But there are others, others that hold on to an emotion, a drive, loss, revenge, or love. Those, they never go away.

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo


Mensaje por Invitado el Miér Abr 13, 2016 8:56 am



Mención: Wilhelm
Interacción: Bartender

El piano seguía expulsando notas musicales que llegaban a los oídos de Shazia quien no cesaba de ese vaivén ameno en su lugar junto a la barra. Es que hacia tanto tiempo que no se sentía así de libre que en realidad no le importaba si alguien pudiera llegar a percatarse de sus movimientos o creyera que se desubicaba, siemplemente por primera vez en su vida hacia exactamente lo que quería, en el lugar que quería.

Alejo la vista del frente y lo vio observandola, no se percató en un primer momento que la atención también estaba por parte del bartender y se concentró en el. Dudaba en como actuar, siempre sumisa se disponía a bajar la vista cuando su yo interno dijo NO y por tal la mantuvo fija en el. Le sonrió, a fin de cuentas lo veo a sólo en su taburete al igual que ella. "¿que estas haciendo?" se pregunto a si misma cuando se percató de que le hacia señas al muchacho aquel para que se acercara. Quizás podía culpar al alcohol, a la música, a la desolación. Hoy parecía estar todo permitido.

Suspiró y necesito sentarse, sus piernas de pronto se aflojaron al igual que sus manos, logrando que la Copa que llevaba en una de ellas cayera directo al piso -lo siento- dijo al cantinero que anteriormente la había estado observando, voltenado para repetir Las mismas palabras al castaño situado a metros de ella. ¿Ya estaba ebria? No podía creerlo, algo más le sucedía a su cuerpo.

Regalos:


Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcón
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Abr 14, 2016 1:30 am


Interacción: Pavel.


Una mueca transformó su rostro en cuestión de segundos. Ella tampoco lo reconocía, ¿Realmente en eso valian sus esfuerzos por buscar una cura para su condición? Pavel no podía olvidarlo, el hecho de que ahora se atreviera a estar ahí frente a ella era muy importante para él, incluso cuando esta no pudiese reconocerlo. Aquella noche suponía que sería especial para ellos y ahora todo se había evaporado en un abrir y cerrar de ojos. Orion tragó en seco, intentando que el nudo en su garganta desapareciera. Le era tan dificil comprender las circunstancias que rodeaban ahora su nueva vida, esperaba que ella pudiese ayudarlo pero ahora parecía tan lejos esa posilibilidad. —Pavel, soy yo... Por favor tienes que creerme — Rogó mirando sus ojos verdosos detrás de esas grandes pestañas. —Este tiempo ha sido muy extraño para mi, las cosas cambiaron de un día para otro...— La voz del presentador interrumpió su vaga explicación, para lo cual alzó su mano hasta su cabello para revolverlo de forma inconsciente. Un tic nervioso que solía tener desde pequeño.


—Se que es difícil de entender y de creer, pero nadie logra reconocerme. Hace unos días me asaltaron y me hicieron una herida; terminé en el hospital y cuando salí las cosas cambiaron para mi. Nadie me reconoce, todo es tan frustrante —
Relató buscando tomar su mano en el proceso. Necesitaba tocarla y no sentirse una especie de alma en pena andante. —Recuerdo aquella vez que fuimos a...— Una corriente recorrió su espalda, sintiéndose de pronto vulnerable, perdiendo las palabras y auto bloqueando su mente. ¿Qué demonios le pasaba? Intentó balbucear algunas cuantas cosas, pero parecía que las palabras se las comenzaba a llevar el viento, perdiéndose a su paso. Deteniéndose de la barra, respiró una bocanada profunda de aire y así intentar tranquilizarse. ¿Qué era lo que estaba diciendo?

©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Abr 14, 2016 5:47 pm
Experimentación


Interacción: La persona sentada a mi lado.
Mención: Mi padre.

El deleite que causaba mi música tuvo que llegar a su inevitable fin; el espectáculo de la noche estaba a punto de comenzar, una parte dentro de mí se removió cuando dieron la noticia sobre el inicio de la velada. Envidia; durante los jóvenes años que disfruté del sentido de la vista no la fortuna de valorarlo, no puedo recordar el brillo de las estrellas en las noches despejadas y me llega a entristecer el no poder hacerlo en este momento, aunque los astros sobre nosotros no sean más que una proyección.

Mi paladar disfrutó del dulzáceo sabor de la champagna una vez que me instalé en uno de los asientos; en un principio había pensado en retirarme después de terminar con mi presentación, pero me insistieron en que me quedara y no pude negarme. Una sonrisa se fue expandiendo por mi rostro conforme escuchaba la historia, pero aquel momento de felicidad fue efímero.

—¿Padre? —musité. Había aferrado el brazo de la pobre persona sentada junto a mí ante la imagen que tenía de mi progenitor. En ése momento habían dos cosas que estaban mal; primero, yo era ciega, y segundo, mi padre estaba muerto.


La broma del destino:

Poción: Imhotep.
Amuleto: Ojo de halcón.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 15, 2016 3:11 pm
Mención: Nadie
Interacción: Shazia Mahmood

Aburrimiento, por sobre todo, es lo que motivaba que sus ojos barrieran el lugar en el que se encontraba mientras disfrutaba de aquel brebaje que caía por su garganta hasta su estómago, a pesar de estar muerto, su cuerpo funcionaba tal cual como en vida por lo cual el escozor era natural en aquella actividad, más no podía ser más agradable al mismo tiempo.

La chica en la cual había reparado dada su tendencia a bailar y dejarse llevar seguía en lo suyo mientras él había decidido fijarse en el cristal que tenía en las manos, más quizás por reincidir nuevamente le prestó atención encontrándose esta vez de frente con su rostro. Coincidieron en miradas lo cual podría haberle hecho retirar la propia sin embargo no lo hizo, después de todo no había problema alguno en observar, no era un crimen hasta donde tenía entendido. Señas luego acompañaron a las miradas lo cual no estaba seguro de cómo interpretar, es decir, podía ir pero exactamente, ¿A qué?. -¿Te encuentras bien?-profirió al final, fijando los ojos en ella e ignorando lo del cristal roto.

Su atención osciló de su nueva acompañante hacia el centro del lugar, la presencia de un hombre vestido de negro fue suficiente para mantener la mirada fija en él dado que aquella figura no era indiferente para él, lo conocía, era un Nigromante oscuro bastante respetado, cualquiera que se respetase como uno sabría de quién se trataba. Lo cual significaba problemas, dado el carácter caótico de este. Suspiró simplemente dado el aburrimiento, al parecer sería una noche aburrida a pesar de las palabras del Hors, iba a seguir bebiendo cuando notó una sutil fragancia en el ambiente-¿No huele a Sándalo?-fue una pregunta para sí mismo, antes que sus oídos se tapasen y un silbido molesto le obligase a tapárselos soltando el vaso que se estrelló en el suelo-¡Diablos!-profirió en señal de protesta ante aquel estruendo que lo estaba volviendo loco.

Súper Pack:
Arma: Daga
Poción: Satet, Dyehuti

©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 16, 2016 4:02 pm

Mención: Nigromante
Interacción: Lee

Alejó su mano rápidamente, como si el contacto le molestara más que atravesarse vidrio por la piel, y así mismo era. Tener el control de las situaciones siempre ha sido su trabajo, anticipándose y nunca permitiendo que le llevaran la ventaja, menos aún que le tocaran. La eterna mascara de neutralidad e indiferencia se deslizó, dejando en evidencia un rostro visiblemente disgustado. Fue una cosa de segundos, pero demasiado claro como para volver a su expresión de desprecio clásica sin más. Como era de esperar, tuvo la desfachatez de hacerlo cuando vio descartada toda amenaza.    

Son como tú—respondió en un intento vago por imitar su voz y sus expresiones, antes de rodar los ojos y verse sorprendida por un flash que le pilló con la guardia baja y los ojos casi blancos. El que le clasificaran con esa gente le molestaba igual o incluso más que la ridícula moralidad de los mismos.—¿Y quién eres tú? No, mejor: ¿qué clase de especial copo de nieve te crees?—. La curiosidad le pegaba a la par de la molestia, a lo que se acomodó en el puesto alzando uno de los vasos vacíos cuando pasó el bartender del otro lado. Ninguna publicidad es mala, era el mantra de Ophenix.

«Uno como yo» pensó amargamente al ver al organizador tomar lugar en el escenario. El mantenerse alejada de la paralela realidad de los Hors no opacaba, por más que quisiera, ese sentimiento visceral que surgía en presencia de otro igual. Sabía que había otros en la fiesta pero los evitaba a toda costa no teniendo el tiempo ni la energía de desgastarse bajo una política enjuiciadora. Tocó su mano de manera inconsciente, sintiendo como la herida cicatrizaba, gesto que repetía luego de cada accidente que sufría. Aunque esta vez en lugar de infundirse calor, la fricción hacía que pequeños granos de arena salieran de la apertura. Se tocaba, e hilos de arena escapaban. No había pasado por ningún lugar, no podían estar más lejos de la costa, pero ahí, como si de un saco se tratara, sólo salía arena. Su ritmo cardíaco se disparó, al igual que la desesperación.

¿Ves esto?—preguntó al hombre, alzando la mano llena de arena. Una arena blanquecina, como la del desierto texano, y que sólo ella podía ver.

Cartita bajo la manga:
Arma: Espada
Poción: Sejmet
Amuleto: Malaquita

©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 22, 2016 2:39 am



Mención:
Interacción: Wilhelm

La expresión del interlocutor la hizo trastabillar mentalmente. Quizás había sido un completo error hacerle esas señas para que se acercara. A decir verdad estaba poco aceitada en el tema de las nuevas conquistas o cualquier cosa que realmente tuviera que ver con la fecha en cuestión. Estaba pensando con los pies en lugar de con la cabeza y lo sabía. En su país la hubiesen condenado por aquel gesto expresado hacia el hombre que ahora se acercaba a ella. Se puso un tanto nerviosa, en ese preciso momento hubiera deseado que la ignorara.

Su cuerpo no respondía exactamente como se debía. Por alguna razón perdió el control de sus brazos y piernas y por eso mismo fue que dejó caer el vaso. Se miraba las piernas que no querían moverse cuando él llego -No lo creo a decir verdad...- su mente comenzó a dar pequeños giros, estaba mareada de pronto, se giró para verlo una vez mas aunque avergonzada de lo que había pasado. Se preocupó de repente al observarlo, aunque no podía mantener la concentración -¿Que sucede?- pregunta preocupada -Yo huelo a Lavanda- dijo sobresaltándose ante la caída de la copa de su nuevo acompañante y su posterior reacción. Quiso moverse hacia él, pero sus piernas le fallaron en el momento preciso y cayó al suelo. ¿Que estaba sucediendo? Nunca le había pasado una cosa así. El mareo aumentó.


Regalos:


Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcón
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 22, 2016 3:05 am


Mención: Morten y un tiburón salvaje.
Interacción: Mi móvil bien bonis.


Espero que no se lo haya comido un tiburón. Aquel era el recurrente pensamiento dramático que pasaba por la mente de Évy cada vez que su novio no le respondía algún mensaje o llamada; tampoco es que fuera tan psycho y lo estuviera acosando cada cinco minutos, pero en casos como aquel, en donde habían acordado una cita y el danés no daba ni rastro, la mente de la brasileña comenzaba a maquinar mil y un cosas. Prefería pensar que su novio había muerto fatídicamente por el ataque de un tiburón a pensar que simplemente la había dejado plantada.

Suspiró mientras la quinta llamada la mandaba al buzón de voz, terminó con la dulzacéa bebida y se recargó en el respaldo del sillón. Pasaron apenas unos minutos cuando se decidió en regresar al salón principal para poder apreciar el espectáculo, no se lo perdería nada más por no tener pareja para la noche; se vio en el espejo del baño, encontrando una curiosa botellita olvidada en uno de los costados del lavamanos y decidió llevarla con ella al salir.

Qué sorpresa se llevó cuando intentó abrir la puerta del lugar y esta ya se encontraba cerrada. —¡Ay, no, no, no! —murmuró para sí misma mientras intentaba empujarla, sería una pena para ella, amante de la astronomía, perderse las constelaciones que recrearían aquella noche. Pegó su oído a la puerta y frunció el ceño al escuchar extraños sonidos del interior. —¿Hola? ¿Alguien me puede abrir? —golpeó la puerta un par de veces pero no obtuvo respuesta a cambio. Se puso en alerta e hizo lo primero que cruzó por su mente; marcar al 911.



Que la reina de las hadas me proteja:

Poción: Bastet
Amuleto: Luces de Amunet (1)
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 22, 2016 3:35 am



Mención: Todos en general.
Interacción: Orion

¿Quién eres? Pavel frunció el ceño antes de girarse hacia el chico, no había facción alguna en él que se le hiciera conocida y sería muy difícil que ella pudiera olvidar el rostro de alguien aunque por apenas un segundo sintió en su pecho la familiaridad de aquel gesto que hizo al sacudir su cabello. Orion. Pero sería imposible que fuera él, de ninguna manera. ¿Por qué aquel extraño se empeñaba en seguir hablándole? —Déjame tranquila. —musitó con calma, el plan de la rubia consistía en buscar un asiento disponible para poder ver las estrellas en aquel firmamento artificial pero se sentía vacía ante la ausencia de aquel ser que tanto le importaba que se decidió mejor por abandonar aquel lugar.

—¿Estás… bien? —preguntó entonces, había detenido su huída al ver la posición que adoptaba el extraño. Nunca pensó que Nueva York estuviera llena de tanta gente excéntrica, tan lejana a la vida que ella había estado acostumbrada a llevar. En aquel momento un aroma extraño se le hizo presente en el ambiente y su mirada se nubló por un segundo, presionó sus párpados y cuando los volvió a abrir un grito salió de sus labios. — ¿Qué está sucediendo? —giró sobre sus talones, observando hacia todos lados con desesperación para cerciorarse de que se encontraba en la granja de su niñez, en donde tan malos ratos pasó. Encontró a sus padres observándola con una tétrica sonrisa, sabía que la castigarían por la audacia que había tenido al escaparse. Los gritos de Pavel comenzaron a hacer eco en el enorme salón.

Cosillas mágicas :


Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcón
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 22, 2016 6:17 am
Experimentación
Mención: Nadie
Interacción: De momento con nadie, un pnj

Trabajo, trabajo y más trabajo, algo tenía que hacer para poder vivir y como tal había sido contratado para poder hacer de esta asquerosa velada un placer al paladar con mis cocketeles. No era un gran esfuerzo por lo que prácticamente me desvivía por atender a aquellos que se encontraban en la barra, incluso en alguna ocasión le quité el cliente a mis compañeros. Por supueto me importaban mas bien poco, para mi no eran más que estúpidos sacos de huesos y tacos de carne vivientes. A pesar de mi disgusto general por la situación se podría decir que todo concurría con total normalidad a mi alrededor... hasta que en el techo se dibujó un cielo artificial junto con la entrada de un rostro familiar.

Al poco de irse noté una sensación extraña en mi cuerpo, intenté reprimirla pero fue imposible, eché agua en mi rostro y cuando alcé la vista todos los asistentes portaban el rostro del hijo de puta que me había robado mi arma, ni siquiere me paré a reflexionar si lo que veía era cierto cuando al darme cuenta portaba en mis manos un vaso rajado, lo alcé al aire y antes de clavarlo en la cara de mi cliente (pnj) grité - Pienso sacaros las entrañas a cada uno de vosotros, ¿¡DONDE ESTÁ MI PUTA ARMA!? - acto seguido todos los rostros se giraron ante mi para reirse, cosa que no me gustó en absoluto.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 22, 2016 7:18 pm


Mención: Vincent.
Interacción: Evy y Noah.

La velada se había puesto hermosa, aquel espectáculo de luces en el techo y la historia contada me encantaba, lo único que no estaba bien era la falta de Vincent, pero de igual forma disfrutaría de la velada, ya lo veria mas tarde. Después de algunas bebidas comencé a sentirme extraña,  un olor raro se filtraba por mi nariz y hacia que mi estómago se revolviera,, tal vez necesitaba alejarme de tanta gente ,seguro eso calmaría el mal olor y dejaría de sentirme de esa forma.

Me dirigí hacia afuera del lugar, tratando de no chocar con las personas, el olor aumentaba al igual que las nauseas,pero por suerte llegue rapido a la puerta, intente abrirla justo antes de escuchar a esa chica, -Lo intento, pero al parecer tiene llave-dije con confusion en mi voz intentando abrirla de nuevo, pero no funcionaba, Ire a buscar a alguien que pueda abrir-Respondi a aquella voz que habia tras la puerta, no entendia por que no podia salir, esto era muy raro.


Si eso me parecia extraño lo que vi al voltear hacia la gente era mucho peor, -No.. No puede ser-Dije siguiendolo, pero ya no estaba, decidí acercarme de nuevo a la puerta y hablarle a la chica pero al dar la vuelta el estaba frente a mí, un jadeo de sorpresa salió de mis labios, -Tu no, no puedes estar aquí Noah-dije observándolo, pero era el, aquel chico al que había visto morir hace más de tres años estaba frente a mí, debía estar enloqueciendo, esa era la única explicación.  "Hola, Jeanette"Escuche sus palabras, ese miedo que habia desaparecido cuando el murio, volvia a invadirme.

Artilugios:

Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcon
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 22, 2016 10:13 pm
Mención: Blackshade
Interacción: Shazia Mahmood

Estaba seguro de que ya nada sería normal en su vida, después de todo, ¿Podría serlo?, había muerto y seguía vivo, claro, dentro del concepto que vida significase para su actual estado. Era un nuevo ser, un Hors, un Nigromante específicamente y jamás se había sentido tan enérgico y agradado con su existencia por lo cual no era de extrañar que se dejase llevar por todo lo que le rodeaba.

Cuando pensaba que la velada sería aburrida y algo sumamente normal, corriente, como la celebración misma, hizo su aparición Blackshade, un nigromante oscuro bastante reconocido y al que conocía personalmente, no es que fuesen amigos pero había hablado en más de una ocasión con él. Por ello mismo era consciente de lo que era capaz. Y más extrañado aún de su presencia en un evento como aquel, ambos no pertenecían a aquel ambiente sin embargo se encontraban allí.

El olor a Sándalo lo sorprendió puesto que conocía para qué servía y no era normal que su aroma estuviese en el aire, y mucho menos de una forma tan concentrada más no tenía importancia cuando su cabeza se resentía de un sonido totalmente devastador, uno que parecía romper sus tímpanos. Mantuvo sus manos encima de sus orejas para cubrirlas más era un esfuerzo inútil cuando el sonido parecía provenir de su interior ya que al taparlas se sentía con mayor claridad, rindiéndose en aquella empresa, decidió mirar a su alrededor para encontrarse con la chica de antes en el suelo. Se agachó como pudo y caminó hasta ella para tenderle la mano-¡Oye!-le habló con un tono de voz elevado, estaba gritando pero no lo sentía así dado que su sentido del oído estaba siendo alterado-Tenemos que movernos, ¿Puedes levantarte?-pregunto con voz calmada pero aún estaba medio gritando, esto era obra del nigromante ya que percibía aromas en el aire lo cual suponía una pócima o algo similar que estaba causando todo, sino, ¿Qué más podría ser?. Le tendió la mano sin dejar de mirarla, normalmente no se preocuparía de nadie más pero suponía que el dolor en su canal auditivo lo estaba volviendo más tonto.

Súper Pack:
Arma: Daga
Poción: Satet, Dyehuti

©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 23, 2016 4:19 pm
Mención: Wilhelm E. Nilsson
Interacción: Shazia Mahmood

Disfruté al sentir la calidez de la sangre de mi víctima pero al fijarme en su rostro me di cuenta de que me había equivocado de persona, no me importó su vida pero si estaba enfureciéndome, sin duda alguna tenía que acabar cuanto antes con él para arrebatarle mi guadaña - ¿Donde te has metido desgraciado? - pregunté aun sabiendo que nadie me respondería, había tal alboroto que incluso apenas podía escucharme a mi mismo. Mis ojos fueron a parar a unos pocos metros de mi, justo el tipo a quien estaba buscando se hallaba en el suelo, no lo pensé ni un solo segundo y fui a un paso ligero apartando a todo aquel que se cruzaba por mi camino, algunos rostros me sonaban familiares que era extraño por el hecho de que hace un momento todos tenían el mismo rostro de la persona que se hallaba en el suelo -Shazia Mahmood- siendo ayudado por Wilhelm, no lo conocía personalmente pero si por boca de otros aun así sin duda no podía permitir aquello.

Me detuve de seco ante ellos y reí a mas no poder, noté como todo mi pecho se expandía hasta el punto de creer que acabaría estallando - Yo creo que no podrá levantarse en cuanto acabe con él - alcé mi mano y el anillo que portaba se transformó en mi guadaña, sonreí por última vez y lancé una estocada directa a los intestinos del supuesto ladrón quien en realidad era Shazia. Pero el golpe nunca llegó ya que antes de impactar desapareció sin mas dejándome al descubierto - Mierda
©


Última edición por N. Rex Olsen el Sáb Abr 23, 2016 4:25 pm, editado 3 veces
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Muerte el Sáb Abr 23, 2016 4:19 pm
El miembro 'N. Rex Olsen' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Daño' :


--------------------------------

#2 'Acierto/ Fallo' :



Master
Ghosts are real. This much I know. There are things that tie them to a place, very much like they do us. Some remain tethered to a patch of land, a time and date, the spilling of blood, a terrible crime. But there are others, others that hold on to an emotion, a drive, loss, revenge, or love. Those, they never go away.

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Lun Abr 25, 2016 2:47 pm
Experimentación


Interacción: El suelo, el ojo de halcón que me hizo tropezar.
Mención: Mi padre.


Lo recordaba con cariño, había sido una de las personas más importantes de mi vida inclusive después de su fallecimiento y se me rompió el corazón en pedazos al escucharlo reírse de aquella manera tan psicótica, como si el hombre que él era se hubiera perdido hacia mucho. Me levanté de mi lugar para alcanzar al hombre frente a mí pero éste desapareció enseguida y mi mundo volvió a quedar en tinieblas. Ahora solo podía escuchar aquella risa haciendo eco en mi mente.

Entonces tropecé y caí hasta el suelo, había pisado una pequeña piedra que había terminado a mi alcance pero aquello era la más mínima de mis preocupaciones, la estridente risa aumentaba de volumen y no podía deshacerme de ella por más que tapara mis oídos; no entendía qué sucedía, lo único que quería en aquel momento era que me privaran de un sentido más, me podría jurar a mí misma que tampoco extrañaría la audición aunque era la desesperación la que podría hablar en mi lugar.


La broma del destino:

Poción: Imhotep.
Amuleto: Ojo de halcón.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Abr 26, 2016 3:49 am


Mención: Jeanette.
Interacción: La personita del 911.


El cuerpo de la brasileña comenzó a temblar desde la punta de sus dedos hasta la última hebra de sus cabellos; los gritos que escuchaba provenientes del interior no eran en absoluto normales, al menos dudaba de que fueran parte del espectáculo de la noche, te escuchaban tan reales e histéricos, sumándole a eso la imposibilidad de abrir la puerta de entrada. La chica que había hablado desde el lado contrario le había dicho que buscaría de alguien, pero se preocupaba por ella y por el resto de los invitados que ahí se encontraban. —¿Hola? Necesito ayuda, por favor... —se mordió el labio inferior con nerviosismo mientras comentaba a relatarle lo poco que sabía a la voz del otro lado de la línea, obteniendo como respuesta que la ayuda llegaría a la brevedad posible.

Inhalo profundo y por un instante pensó en salir huyendo de ahí pero había dos cosas que la detenían; se preocupaba por el bienestar de la gente ahí atrapada además de que su curiosidad no podría dejarla en paz. Se armó de valor una vez más y volvió a aporrear la puerta, empujándola y tironeando de esta con todas las fuerzas que podía, pero sus esfuerzos resultarían inútiles. Su única esperanza era que el FBI llegara pronto.  



Que la reina de las hadas me proteja:

Poción: Bastet
Amuleto: Luces de Amunet (1)
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.