Últimos temas
» Conditions of Existence—Nirvana
Vie Jun 17, 2016 10:35 pm por Invitado

» Cheap Thrills ▲ SB.
Miér Jun 15, 2016 11:10 pm por Invitado

» Do or die ▬ Dolph
Miér Jun 15, 2016 1:21 am por Invitado

» Hurricane ♦ Privado
Mar Jun 14, 2016 1:59 am por Invitado

» Give me an information #Robin
Mar Jun 14, 2016 1:58 am por Invitado

» Dance little liar ▲ Jax.
Lun Jun 13, 2016 11:18 pm por Fleure S. Cartier

» The Silence ▲ Privado.
Lun Jun 13, 2016 11:04 pm por Fleure S. Cartier

» The devil wears Prada ♦ Privado
Lun Jun 13, 2016 10:46 pm por Fleure S. Cartier

» love birds—priv.
Sáb Jun 11, 2016 5:33 pm por Invitado

» The moment has come ||Andrew
Vie Jun 10, 2016 1:49 am por Invitado


Trama II | Experimentación

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Muerte el Sáb Abr 02, 2016 2:13 am



Last living souls
Experimentación




“Nacemos solos y morimos también solos;
San Valentín no debería significar nada para nadie.”


San Valentín, 14 de febrero 2016.

La atmósfera irradiaba magia; no era la primera vez que el planetario del American Museum of Natural History albergaría un evento de tal magnitud pero sí que lo hacía para la fecha de los enamorados y no se había escatimado en gastos. Las tenues luces amenizaban el ambiente en conjunto con la música de piano que sonaba al fondo, una decena de meseros recorría el lugar para repartir bocadillos entre los presentes mientras las manecillas del reloj se movían con lentitud hacia la hora pactada, a un costado del inmenso espacio se encontraba la barra libre para quien quisiera deleitarse con alguna bebida alcohólica. El boleto de entrada había tenido un precio relativamente accesible para cualquier neoyorquino de clase media-alta que gustase de asistir y disfrutar del espectáculo "Romance under the stars"; una velada en donde se escucharían las mejores historias románticas de todos los tiempos, escenificado con las estrellas del planetario.

El anfitrión de dicho evento observaba a todos los presentes desde una esquina, expectante por el resultado de la noche.


Reglas:


  • Hagamos que la trama sea dinámica con posts de máximo 20 líneas.
  • No hay orden de posteo pero espera que dos personas suban su post antes de que lo hagas nuevamente.
  • De preferencia pongan antes de su post con quién interactúan y a quién mencionan.
  • Favor de agregar en un spoiler al final de su post, el pack que les ha tocado en la actividad previa a las tramas.
  • Se les restarán 15 puntos a aquellas personas que se inscribieron y no participen.
  • Si deseas que tu personaje muera durante la trama, favor de notificarlo a la administración.
  • Para cualquier duda puedes contactar a algún administrador vía MP.
  • Diviértanse, pero no olviden que la Muerte y el Destino siempre andan acechándonos.



Personas inscritas:

» Asher Q. Miller
» A. Ophelia Broekmans
» A. Primrose Sinclair
» É. Danaé Bellerose
» Jeanette A. Kleinman
» Lee Yoon Sung
» Orion J. Vanderst
» Pavel V. Gein
» Shazia Mahmood
» Stella P. Harper
» Wilhelm E. Nilsson
» W. Stephen Rothschild






Última edición por Muerte el Miér Mayo 04, 2016 12:00 am, editado 1 vez



Master
Ghosts are real. This much I know. There are things that tie them to a place, very much like they do us. Some remain tethered to a patch of land, a time and date, the spilling of blood, a terrible crime. But there are others, others that hold on to an emotion, a drive, loss, revenge, or love. Those, they never go away.

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 02, 2016 7:08 pm
Experimentación


Interacción: El piano, de momento.
Mención: Todos los presentes.


La seda de mi vestido había caído tras de mí, pero la gente no solía observar cómo la tela se ceñía a mi cintura y avanzaba vaporosa detrás de mi andar, o al menos eso es lo que he pensado siempre; las personas se giran hacia mí al escuchar el constante sonido que hace mi bastón contra el piso de mármol. Tac, tac, tac. Mucho más resonante que el sonido de mis propios tacones. Tac, tac, tac. Solo quieren observar a la pobre chica que no puede ver, imaginándose lo frágil que puedo ser; los prejuicios suelen ser el fin de la gente.

Solo he estado aquí en un par de ocasiones y no precisamente para observar las estrellas, tener ausente el sentido de la vista tenía ése inconveniente, sino para dar gala de mis exquisitos dotes artísticos y poder así entretener a los invitados de los eventos, justo como me encontraba haciendo en esta ocasión. Mis dedos se movían con soltura sobre las teclas del piano, dando como resultado una armoniosa melodía.

La broma del destino:

Poción: Imhotep.
Amuleto: Ojo de halcón.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Abr 03, 2016 12:22 am


“El amor no espera, solo se queda cuando él decide."
Mención: Orion
Interacción: Con nadie. (Aún)


La mirada de Pavel se concentró nuevamente en la hora que marcaba la pantalla del móvil, aunque el verdadero motivo se encontraba oculto en la esperanza de que este sonara en cualquier instante. Posiblemente los nervios que iban creciendo en su interior hubieran desaparecido sí Orion hubiera llegado al aeropuerto horas atrás como lo había prometido la última vez que hablaron por Skype o si el moreno, hubiera dado señales de vida en los últimos días. De seguro se arrepintió de esta idea. Debe de estar con alguna de sus compañeras, de esas que son porristas y aun así tienen tiempo para follar y salir con sobresaliente en las clases. Pensó.


Era fácil que su mente divagara y más cuando su novio se encontraba retrasado con la cita. No era algo que caracterizara a Orion. Bebió un sorbo más de su copa, sintiendo como calentaba su garganta en el transcurso. - ¿Dónde estás, torpe? .- Murmuró entre labios. No podía evitar sentir un hueco justo donde correspondía a su corazón. Algo no iba bien, lo podía presentir. Motivada por aquella sensación, dirigió una vez más su mirada al móvil y de este a su alrededor, observando a las demás parejas. Ahí, por primera vez, fue consiente de la melodía que comenzaba a inundar la atmósfera.

Cosillas mágicas :


Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcón
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Abr 03, 2016 5:55 pm



Mención: Stella.
Interacción: Pavel.


Tenía miedo. Orion pocas veces podía jactarse de temerle a algo, y no podía hacer que la sensación desapareciera aunque hubiesen pasado ya varios días del incidente. Intentó por todos los medios hacer lo posible para retrasar cada segundo de la inminente llegada del San Valentin, buscando minuto a minuto alguna explicación para su problema antes de que ella abordara la ciudad, pero no encontró algo más que rostros confundidos y acusaciones de demencia. ¿Cómo le diría que las cosas habían cambiado y que no era el mismo de antes?

Resopló y dejó en la barra la copa de champagne que le había entregado el mesero, cuando la vio entrar por la majestuosa puerta del recinto, a unos cuantos pasos de él. Se veía más hermosa que nunca, con ese impresionante brillo en sus ojos que siempre lograba tranquilizarlo y ni hablar de ese característico perfume suyo que lo volvía loco, envolviéndolo en una atmósfera increíble que la pianista se encargaba darles el pase con aquellos enigmáticos sonidos. —Pavel...— Murmuró con precaución, temiendo que la situación volviera a repetirse. —Pensé que no vendrías. — Admitió. La conocía y sabía que probablemente estaría molesta al no tener noticias de él durante más de una semana, menos al no cumplir su promesa de ir por ella al aeropuerto. Diablos, cuanto deseaba estrecharla entre sus brazos y que usara sus poderes para protegerlo de si mismo.

Artilugios:


Arma: Daga.
Poción: Satet y Dyehuti.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Abr 03, 2016 7:35 pm
Mención: Nadie
Interacción: Aún nadie

Era de su totalidad entendimiento lo que sucedía en aquellas paredes debido a que el Museo jamás había sido algo de ignorancia para él, al contrario, solía recorrer sus pasillos al menos dos veces al mes dándose el tiempo de apreciar cada pieza alojada en aquella infraestructura. Siempre había sido alguien que se permitía ser dominado por sus sentidos, a través de los cuales vivía más que el hecho de respirar a diario, una suerte de sinestesia que volvía todo más estimulante, más intenso y claramente por encima de cualquier otro interés. Imágenes oscilaban en su cabeza al recordar ciertas exhibiciones albergaba el Museo, como todo, tenía sus favoritos, siendo la más destacada la Sala de los Orígenes Humanos donde se exploraba la historia evolutiva de la humanidad así como también se permitía un vistazo a otras culturas influyentes en el mismo ámbito.

Wilhelm era un sujeto que no pensaba igual que los demás, tampoco sentía de la misma forma y eso no era una consecuencia de su aparente estado de no muerto, al contrario, era un rasgo arraigado a su persona por lo cual siempre había formado parte de él, negándose a abandonarlo incluso más allá de la nada en la que creía haberse sumergido al fallecer.

Actos públicos y con demostraciones tan efusivas no formaban parte de sus intereses, sin embargo, tenía cierta curiosidad por el carácter del evento que se desarrollaba en aquel lugar, nunca antes había estado en uno por lo cual consideraba que aventurarse en ello no podría ser tan malo, y es que, ya estaba muerto, ¿Qué más podría perder?. Fue pertinente de su parte moverse hacia la barra donde ordenó un whisky, el cual sostenía en su mano mientras descansaba la espalda en la misma, observando ávidamente lo que sucedía a su alrededor.

Súper Pack:
Arma: Daga
Poción: Satet, Dyehuti

©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Abr 03, 2016 8:33 pm


Mención: Morten.
Interacción: Quien guste.


La brasileña había llegado hacia media hora al evento; después de haber pasado un par de horas arreglándose, viendo una y otra vez los tutoriales de Yuya para poder tener un maquillaje presentable y un peinado decente, casi hasta podía sentirse orgullosa de sí misma que bien era cierto que no era tan diestra en esos campos pero se había esforzado por verse lo suficientemente bonita para disfrutar de aquella velada en compañía de su novio, quien todavía no aparecía. No habían venido juntos, a pesar de vivir en el mismo departamento, por cuestiones de trabajo que el danés no había podido librar más temprano.

—Espero llegue pronto. —murmuró, después de haber revisado la hora en su reloj de pulsera… por tercera vez durante los últimos diez minutos. Pero no se quejaba del todo; la rubia disfrutaba de la bella música de piano y, más aún, de los bocadillos. Se acomodó uno de los rosados mechones de cabello que se había salido de su lugar mientras se dirigía a la barra de bebidas. Cruzaré los dedos para que haya juguito de manzana.


Que la reina de las hadas me proteja:

Poción: Bastet
Amuleto: Luces de Amunet (1)
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Miér Abr 06, 2016 9:30 pm



Mención: Todos en general.
Interacción: Orion

Por una fracción de segundos se había quedado helada al escuchar la voz ajena que había logrado sobresaltarla al abordarla de tal manera, ya que sus pensamientos la mantenían ajena a lo que sucedía a su alrededor. Lo miro atenta, sin lograr encontrar un rastro familiar dentro de aquel rostro, aun así, su presencia le resultaba acogedora como si se tratase de alguien que conocía de años atrás.- D... Disculpa, ¿y tú eres?.- Cuestiono mientras su ceño se fruncía, logrando dibujar una tenue arruga en su frente.  En su mente un sinfín de dudas aparecía sin parar, una detrás de la otra. Como auto reflejo a lo desconocido, dio un par de pasos hacia atrás para poner distancia entre los dos. ¿Quién era y donde se encontraba Orion?


Suspiro para tratar de relajarse, los nervios estaban provocando un gran caos dentro de su interior. Sólo quería que su novio llegara para poder sentir la calma de nueva cuenta. Dio un pequeño sorbo a su bebida. No había duda, aquello que amamos vuelve a nosotros aunque no siempre de la forma en la que esperamos.



Cosillas mágicas :


Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcón
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 08, 2016 2:39 am



Mención: Nadie
Interacción: Con nadie. (Aún)


¿Que hacia ella en un lugar como ese? ¿Acaso era tan masoquista? ¿Porque lo hacia? Muchos interrogantes para pocas respuestas. Así era Shazia, una mujer de radiante sonrisa pero pocas palabras, un mundo guardado bajo siete llaves detrás de ese rostro sensual que la mostraba misteriosa y grácil. Llevaba una cruz demasiado grande imposible de mostrar a cualquier mortal. Pero allí estaba y allí se quedaría.

El piano sonaba, observó por un momento prolongado a aquella mujer que deslizaba sus dedos como si fueran eléctricos mientras la música inundaba sus oídos con unos acordes románticos, ideales para la ocasión. No iba a llorar, lo tenía decidido desde el momento mismo en que dijo que asistiría. Esa noche haría algo diferente, para bien o para mal.

Camino con sus tacones de aguja hasta la barra improvisada y pidió un martini, aun no estaba completamente familiarizada con las bebidas blancas. Volvió a girar observando al público en general mientras cada uno realizaba sus propios planes. Uno, dos, tres sorbos y la mujer comenzaba a mover su cuerpo para un lado y el otro.

Regalos:


Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcón
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Abr 08, 2016 10:24 pm



Mención: Nadie
Interacción: Con nadie —aún—


La fiesta estaba abarrotada... Y la música sonaba y sonaba a todo lo que daba. El joven muchacho rubio se encontraba sentado en la barra, bebiendo de un largo vaso de cerveza... Si es que a eso se le podía llamar cerveza, claro está, la misma no tenía ni una gotita de néctar, por lo que le resultaba de lo más insípida. Era un Hors. Un Hors en medio de una muchedumbre con vida. Era de noche y la ciudad de Nueva York estaba completamente viva y coleando. El planetario del American Museum of Natural History era la prueba cabal de ello y, si bien Stephen, el rubio sin vida no era tan amante de las fiestas y las multitudes, lo cierto era que estaba disfrutando mucho de lo que sucedía ahí.

Iba vestido con el atuendo adecuado para la ocasión, y que se ajustaban perfectamente a su figura. El cabello rubio limpio pero un poco despeinado en un aspecto que enmarcaba un poco más sus bellas facciones y que le otorgaban un aspecto algo más "rebelde", su cuerpo, que era el cenit del atletismo y la perfección, ni tan delgado ni tan desproporcionado y tremendamente musculado, sino un equilibrio más que perfecto entre estos dos extremos. Sus ojos, de un color gris azulado y mirada profunda y astuta. Eternamente sagaz y pícara.

El muchacho dio un nuevo sorbo a aquel líquido que bebía mientras observaba como los demás se divertían y bailaban, sus ojos buscaban alguna chica que fuese lo suficientemente hermosa como para mostrarse digna de sus atenciones, al menos una noche. Pero en las que encontraba no había nada demasiado especial, aunque varias de ellas se lo quedaban mirando como embobadas.

Regalos:


Arma: Ballesta con 8 flechas.
Poción: Montu. (2 frascos)
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 09, 2016 12:06 pm
Mención: Shazia Mahmood
Interacción: Nadie

Estaba casi seguro que su noche podría ser tan plana como lo estaba siendo en aquel instante, sin embargo no le molestaba, el lugar le resultaba agradable como muy pocas cosas lo hacían y aunque el evento en si no fuese de su total agrado aun así se encontraba formando parte de él por lo cual no tenía sentido amargarse por algo que había elegido sin presión más que la propia.

El whisky se deslizaba suavemente por su garganta mientras sus ojos no dejaban ir lo que sucedía a su alrededor, personas iban de un lado a otro, otras se agrupaban al ser conocido suponía y muchas otras se dejaban llevar por la música animada que oscilaba en todo el espacio. Por el rabillo observó a una chica a unos cuántos pasos de distancia la cual se movía al ritmo de la melodía que en aquel instante sonaba, no la había visto jamás pero eso realmente no era importante considerando que más bien conocía o ubicaba a muy pocas personas y por el contrario ignoraba a una cantidad inmensa de ellas.

Volvió su mirada hacia su whisky y luego se permitió voltearse para tomar asiento en uno de los bancos de la barra, como iban las cosas sería una buena idea porque quizás después no tendría un lugar donde estar y estar de pie sin hacer nada más que beber y mirar no parecía un plan muy adecuado, al menos no le parecía así. Esperaba, de una forma que se negaba a aceptar, encontrar algo interesante de hacer o al menos observar, dado que había asistido a una fiesta el tan sólo beber le resultaba insuficiente claro está tampoco es como que pudiese esperar algo más cuando su actitud no propiciaba cambio alguno. El bartender miraba a la chica que estaba a unos cuántos metros suyos con insistencia a pesar de que intentaba pasar inadvertido limpiando un par de vasos, no contaba con que Wilhelm se diese cuenta y por aburrimiento quizás se percatase de ello, aunque tampoco lo culpaba considerando que la chica era atractiva a la vista y más si estaba bailando.

Súper Pack:
Arma: Daga
Poción: Satet, Dyehuti

©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Abr 10, 2016 12:57 am

Mención: Gente de la barra.
Interacción: Nadie

La incomodidad de un vestido demasiado largo, ceñido y elegante, se le notaba hasta por los poros. El ceño fruncido que la mascara del espectáculo le obligaba a ocultar, esta vez no se iba. Ahí estaba, como una advertencia al mundo que Ophelia se encontraba molesta y que lo más sabio era mantener la distancia. El trabajo era trabajo, y la suma que el organizador del evento le había prometido no le permitía expeler desdén como en realidad quería. Debía más bien limitarse a falsas sonrisas de cordialidad que se contrastaban con su mirada, fastidiada de la burocracia, etiquetas y la prohibición rotunda de no poder montar un espectáculo digno y darse un disparo en la cabeza como hubiera querido y, lo que sería, en su opinión, lo más prudente para un catorce de febrero. La falsa sensación de seguridad y romanticismo que querían transmitir a los invitados le había transformado en una burda y patética versión de sí misma. Una imagen brillante y envasada, que en ciertos momentos llamaba la atención de un grupo de personas con juegos rápidos de manos, para finalizar desapareciendo y convirtiéndose en lo que más de alguno había llamado polvo de estrellas. Brillantina, simple y barata brillantina.  

Caminó hacia la barra, en donde los solitarios solían refugiarse bajo la excusa de que el consumo venía con el ticket de ingreso. Pidió un vodka solo, bebiéndolo de dos tragos antes de pedir tres vasos más, estos últimos vacíos. Comenzó girándolos sobre el borde de sus bases, uno por uno, hasta que los cuatro se encontraron en la misma sincronía. Otro roce rápido y los vasos empezaron a girar en contra del sentido del reloj, captando miradas a su alrededor. Jugó tocando sus bordes, robando notas de los cristales hasta ir deteniéndolos uno por uno, el siguiente con más intensidad que el anterior. Sonrió a sabiendas de lo que vendría, con total descaro: un movimiento descuidado, y el último vaso fue aplastado con fuerza por su mano, llegando a atravesar de palmar a dorsal. Un grito se quedó en su garganta y en la de quienes la veían preocupados. Nadie del staff se molestó en llamar a los paramédicos, total, era sabido que se recuperaba de cosas peores. Y así fue, sacó el vidrio que atravesaba su mano, cubrió está con una servilleta y en los tres segundos que la retiró, ya estaba cicatrizando para deleite de los mortales.

—Tú limpias—mencionó uno de los barman, nada impresionado. Lujos que cuestan caro.
Cartita bajo la manga:
Arma: Espada
Poción: Sejmet
Amuleto: Malaquita

©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Lun Abr 11, 2016 2:09 pm


Mención: Morten.
Interacción: La persona con quien choqué, quien quiera ser. (?)


La brasileña pidió una piña colada sin alcohol y en cuanto la tuvo entre sus manos se alejó de la barra; le había dado una pequeña manía de revisar cada minuto la hora en su reloj, intercalando su mirada entre este y la puerta de entrada en caso de que su novio llegara a cruzarla, hasta que se hartó. Aunque más bien se sentía angustiada porque el danés ni siquiera le dedicara un mensaje de texto para decirle que se le había hecho aún más tarde; estaba preocupada.

Chocó con una persona de camino a la salida, haciendo que derramara ligeramente de su propia bebida. —Lo siento, lo siento. —se disculpó, sonriendo de medio lado antes de seguir sus pasos. Salió del salón principal en donde se estaba llevando a cabo el evento y buscó al final del pasillo el baño.

Los baños eran impecables, e inclusive contaban con un pequeño sofá a un costado en donde la rubia no dudó ni un segundo en irse a sentar. Le dio un sorbo a su bebida mientras sacaba el móvil y marcaba el número de su novio.


Que la reina de las hadas me proteja:

Poción: Bastet
Amuleto: Luces de Amunet (1)
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Lun Abr 11, 2016 6:25 pm


Mención: Vincent
Interacción: Stephen


Dia de San Valentin, uno mas junto al unico hombre que queria en mi vida, este dia era especial y habiamos planeado ir a la fiesta que se celebraria en el museo, decian que iba a ser una de las mejores en la historia asi qye no nos la pensabamos perder, ya en la noche lo celebrariamos solos, que siempre la mejor manera de celebrar las cosas era estando a su lado, sobre todo ahora que estabamos a poco de convertirnos en marido y mujer, un hecho que de tan solo imaginarlo ya se convertia en el momento favorito de mi vida entera.


A pesar del dia ninguno de los dos habia podido dejar de ir al trabajo, bueno el mas que nada ya que habia salido algo importante que hacer para el, asi que tuve que adelantarme al lugar, elegi lo que mas me gustaba para esta fecha tan especial y ya me encontraba en la puerta cuando una llamada entro en mi movil, al responder y escuchar aquellas noticias me quede un poco sorprendida, mi prometido no podria venir, pero al colgar en lugar de ponerme triste o algo solo tuve que pensar en que mas noche lo veria y nuestra celebracion juntos seria mejor que esto; Entre y observe todo a mi alrededor, de verdad que se habian lucido con la decoracion, todo era estupendo, habia muchas cosas y los colores eran perfectos para la ocacion, mientras observaba todo alcance a visualizar a alguien muy conocido por la barra, asi que me acerque, tenia que asegurarme si era quien yo creia, -Stephen, vaya no crei que fueras de los que asisten a estos eventos- Hable con cuidado, conocia al chico desde hacia tiempo pero habia algo en el que siempre me habia parecido extraño, pero de igual forma era entretenido pasar tiempo con el, aunque no me gustaba del todo cuando me mandaba a hacerle algunos favores, me asustaba un poco,-Pero bueno, ya que estas aqui me podria sentar contigo?-Sonrei y tome el asiento a su lado, no duraria mucho en el lugar pero tenia que hacer algo para pasar bien el tiempo que estuviera.
Artilugios:

Poción: Imhotep
Amuleto: Ojo de halcon
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Abr 12, 2016 1:29 am


Mención: Stella.
Interacción: Ophelia.



—Te di mi palabra, ya deja de preocuparte— respondió antes de cortar de forma abrupta. Su presencia esa noche no tenía nada que ver con pasar una velada tranquila y romántica con la mujer de sus sueños, porque para empezar Yoon Sung no era un sujeto que pensara demasiado en las relaciones sentimentales. Al contrario, se podría decir que incluso tenía una vista muy ácida sobre aquel asunto. Su trabajo como escritor era cubrir eventos sociales que incrementaran las ventas, y así los auspiciadores siguieran apostando por el periódico. Si, definitivamente trabajar en el NYJ no era cosa sencilla.

Los trajes de algunos amenazaban con dejarlo ciego mientras él lucia de lo mas informal, armado de una grabadora compacta y una cámara que estaba guardada en el morral que llevaba colgado en el hombro. Nada parecía interesante, o al menos que hiciera resaltar que no era como cualquier otra recepción sin chiste así fuera en el planetario del museo. De momento, lo único curioso era la mujer que tocaba el piano con suma elegancia a pesar de su ceguera, la había visto en otros eventos y su destreza era elogiable, pero aún así seguía sin ser algo para destacar demasiado, pues gente talentosa existía en todas partes. Igualmente la fotografió antes de buscar otro objetivo, el cual encontraría en la barra. —Impresionante, ¿Ganas mucho vendiendo humo?— Se acercó a tomar su mano sin permiso solo para observarla de cerca.

Sabía perfectamente quien era, pero era la primera vez que la tenía cara a cara. Indudablemente era como pensaba, un acto demasiado bueno para ser cierto. —Las probabilidades de que diviertas a la gente de este lugar es nula, muchos son como tu, no se asombraran ni un pelo— disparó el flash hacía ella y tomó su grabadora para dejar una nota de voz que decía "¿Placer o trabajo? Ophelia Broekmans más allá de los reflectores".    

Pack cutre:

Amuleto: Luces de Anut (I)
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Muerte el Miér Abr 13, 2016 4:24 am



Last living souls
Experimentación, parte II.



“Nacemos solos y morimos también solos;
San Valentín no debería significar nada para nadie.”


Las puertas del lugar fueron cerradas; nadie más podría entrar pero lo que era aún más importante, nadie más podría salir de ahí. El señor Magnus Blackshade, el anfitrión y un respetado nigromante del bando oscuro dentro del mundo de los hors, se había mantenido merodeando entre las sombras para observar el comportamiento de los invitados, se dirigió entonces hasta el centro del lugar mientras mostraba una galante sonrisa en su rostro. —¡Buenas noches! Me es grato ver cómo todos han disfrutado hasta el momento pero les aseguro que disfrutarán aún más del resto de la velada, por favor pasen a sus asientos que el espectáculo está a punto de comenzar. —terminó el pequeño discurso con una sonrisa; dejó el centro del lugar conforme las luces iban disminuyendo y el techo sobre los presentes se iba iluminando, dando a lugar a un vívido cielo estrellado.

El sonido de ambientación fue comenzando al mismo tiempo en que la cálida voz del narrador; las titilantes estrellas comenzaron una danza hipnotizante mientras se transformaban en los personajes del relato. Nadie se percataba que de los conductos de aire un gas se iba filtrando y que sería en cuestión de minutos para que todos los presentes lo tuvieran ya dentro de su organismo. ¿Y cuál era el fin? Le había tomado muchos años a Blackshade el combinar los ingredientes necesarios y adecuados para su pequeña fórmula; quería lograr que los mortales se volvieran incluso más vulnerables a los miedos, que su esencia los atrajera hacia sí mismos.

Tal vez aquel gas trajera un par de efectos secundarios; náuseas, mareos, alucinaciones visuales o auditivas, estábamos a punto de descubrirlo…


Observaciones:

  • Hagamos que la trama sea dinámica con posts de máximo 20 líneas.
  • Te recordamos que no hay manera posible en que puedas salir del lugar.
  • Eres libre de gritar, correr y de presentar cualquier síntoma secundario que consideres apropiado.
  • Usa tu imaginación para mencionar de donde sacaste tu paquete del Mercado Negro, en caso de que seas un humano y te tocara alguna poción o amuleto.


Personas inscritas:

» Asher Q. Miller
» A. Ophelia Broekmans
» A. Primrose Sinclair
» É. Danaé Bellerose
» Jeanette A. Kleinman
» Lee Yoon Sung
» Orion J. Vanderst
» Pavel V. Gein
» Shazia Mahmood
» Stella P. Harper
» Wilhelm E. Nilsson
» W. Stephen Rothschild







Master
Ghosts are real. This much I know. There are things that tie them to a place, very much like they do us. Some remain tethered to a patch of land, a time and date, the spilling of blood, a terrible crime. But there are others, others that hold on to an emotion, a drive, loss, revenge, or love. Those, they never go away.

Puntos : 341

Ver perfil de usuario
avatar
Master

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.