Últimos temas
» Conditions of Existence—Nirvana
Vie Jun 17, 2016 10:35 pm por Invitado

» Cheap Thrills ▲ SB.
Miér Jun 15, 2016 11:10 pm por Invitado

» Do or die ▬ Dolph
Miér Jun 15, 2016 1:21 am por Invitado

» Hurricane ♦ Privado
Mar Jun 14, 2016 1:59 am por Invitado

» Give me an information #Robin
Mar Jun 14, 2016 1:58 am por Invitado

» Dance little liar ▲ Jax.
Lun Jun 13, 2016 11:18 pm por Fleure S. Cartier

» The Silence ▲ Privado.
Lun Jun 13, 2016 11:04 pm por Fleure S. Cartier

» The devil wears Prada ♦ Privado
Lun Jun 13, 2016 10:46 pm por Fleure S. Cartier

» love birds—priv.
Sáb Jun 11, 2016 5:33 pm por Invitado

» The moment has come ||Andrew
Vie Jun 10, 2016 1:49 am por Invitado


Nightmares | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Miér Mar 23, 2016 2:10 am

Nightmares

Central Park · 15 de marzo · 02:46 horas


“Your nightmares follow you like a shadow, forever.”
― Aleksandar Hemon


Despertó de golpe y bañada en lágrimas; su delgado cuerpo temblaba sin control y tuvo que encoger sus piernas contra ella y abrazarlas para poder calmarse. Yo maté a mi padre. Las palabras se habían repetido dentro de su mente durante los últimos días, como un mantra que se dedicaba a atormentarla. Danaé no había sostenido el cuchillo y sus manos no se habían teñido con la sangre de su padre, como sus sueños se lo hacían creer, pero había sido por ella que él había asistido a Nueva York, en donde sabía que tenía enemigos esperando ante la más mínima oportunidad para arrebatarle la vida. La culpa se había instaurado en su día a día y con ella llegaron las pesadillas. Se limpió las lágrimas que surcaban su rostro con el dorso de su mano, antes de girar la vista hacia el lado de la cama en donde su novio —o mejor dicho, prometido— seguía durmiendo apaciblemente, una sonrisa ladina apareció en su rostro.

Se arrastró fuera de la cama, se coloco las esponjosas pantuflas que tenía en forma de unicornio y se dispuso a bajar las escaleras con la intención de prepararse un té; sabía que no habría noche dentro de su futuro cercano en la que pudiera conciliar el sueño con facilidad pero había agarrado ya la costumbre de al menos intentarlo. Sus planes cambiaron cuando llegó al último escalón; el reloj de la sala de estar marcaba las 2:20 horas, no le pareció que fuera una mala hora para hacer un pequeño paseo nocturno, así podía rememorar los días en que solía escaparse por la ventana de su habitación para poder tomar un poco de aire y caminar bajo las estrellas.

—La ciudad que nunca duerme. —murmuró para sí misma antes de soltar un suspiro. Sus orbes se habían dirigido inmediatamente hacia el cielo en cuanto salió, siempre buscaba ver aquellos astros que tanto le apasionaban pero ahí se encontraba con el único problema que tenía Nueva York, las estrellas pasaban desapercibidas en el cielo ante las resplandecientes luces de la ciudad. Tiritaba de frío mientras se deslizaba con parsimonia por la acera, su abrigo no alcanzaba a cubrir más allá de sus pantorrillas y el frío reptaba por ellas para helar su piel. No tardó demasiado en llegar a los límites de Central Park, y tardó aún menos en adentrarse en él.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.