Últimos temas
» Conditions of Existence—Nirvana
Vie Jun 17, 2016 10:35 pm por Invitado

» Cheap Thrills ▲ SB.
Miér Jun 15, 2016 11:10 pm por Invitado

» Do or die ▬ Dolph
Miér Jun 15, 2016 1:21 am por Invitado

» Hurricane ♦ Privado
Mar Jun 14, 2016 1:59 am por Invitado

» Give me an information #Robin
Mar Jun 14, 2016 1:58 am por Invitado

» Dance little liar ▲ Jax.
Lun Jun 13, 2016 11:18 pm por Fleure S. Cartier

» The Silence ▲ Privado.
Lun Jun 13, 2016 11:04 pm por Fleure S. Cartier

» The devil wears Prada ♦ Privado
Lun Jun 13, 2016 10:46 pm por Fleure S. Cartier

» love birds—priv.
Sáb Jun 11, 2016 5:33 pm por Invitado

» The moment has come ||Andrew
Vie Jun 10, 2016 1:49 am por Invitado


We don't see things as they are, we see them as we are | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Miér Mar 16, 2016 10:33 pm

We don't see things as they are, we see them as we are.

Guggenheim Museum · 12 de marzo · 16:15 horas

No le había gustado la idea de tener que dejar aquella pequeña cueva que había creado con las cobijas de su cama, en donde podía sentirse miserable y compadecerse a sí misma todo el tiempo que quisiera pero el director de su carrera no seguiría siendo tan comprensivo como hasta el momento si seguía faltando a todas sus clases, y Danaé tampoco era el tipo de chica que se desentendiera de sus estudios y aceptara el tener notas reprobatorias. Esa era la razón que la había llevado hasta el museo; se encontraba admirando la exhibición astronómica que estaría hasta finales de mes y de la que tenía que escribir un ensayo al respecto para su clase de Historia de la Astronomía.

Había llegado una hora atrás; con el afán de distraer su mente todo el tiempo que pudiera había estado recorriendo el resto del museo y las exhibiciones que, como la astronómica, se encontrarían ahí de manera temporal, ésa era la característica de aquel lugar y por la cual le gustaba tanto. Se quitó los audífonos y pausó la música; ni siquiera las canciones de Disney que monopolizaban su lista de reproducción conseguían animarla en esos días. Sabía que estaba siendo egoísta, ella no había sido la única en perder a su padre. Suspiró mientras sacaba una pequeña libreta de su bolso y su bolígrafo con la silueta de Minnie Mouse. Danaé no acostumbraba a decir que tenía cinco años solo por pura diversión.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 06, 2016 1:56 am

We don't see things as they are, we see them as we are.

Guggenheim Museum · 12 de marzo · 16:25 horas

Nirvana tenía pocos días de haber comenzado su nuevo trabajo y estaba contenta haciendo lo que más le gustaba, aunque eso implicara que su escritorio estuviese hasta el tope de papeles que debía convertir corregir y luego convertirlos en artículos. Trabajar para Cosmopolitan ha sido su sueño desde los 14 años y tener su propia columna desde que aprendió a expresar sus opiniones sin conocer lo que es la vergüenza o los tapujos, aunque claro, tuvo que estar detrás de un aburrido y gris escritorio algún tiempo antes de conseguirlo pero supo que todo valió la pena. Lo bueno de tener la posición que tenía dentro de la revista, era que podía ser su propia jefa a pesar de tener a quien responderle, ya que trabaja según sus horarios y sus obligaciones. Pasaba más tiempo escribiendo su columna desde la comodidad de su cama que desde el cubículo que le fue asignado.

Decidir visitar el Museo Guggenheim fue una opción un tanto extraña. La rubia no era de visitar muchos lugares como ese a pesar de que la historia fuese una de sus cosas favoritas por aprender pero por algún lado tenía que empezar. Sabía que a museos como estos, asistía todo tipo de persona que vestía diferente, seguramente las exhibiciones les daban diferentes vibes para hacerlo. Los veía desde hipsters y bohemios hasta deportistas y preppy. Cada uno de ellos entendía el porqué de vestir así en un lugar como este. Continuó caminando por el museo hasta encontrarse dentro de la exhibición astronómica, seguramente encontraría el casco que le perteneció a Neil Armstrong y se tomaría la selfie del recuerdo. Un mural que contenía las constelaciones en tamaño real llamó su atención. Siempre las había visto cuando las ubicaba en las estrellas pero jamás pensó que así de grandes podrían verse de ser posible tocarlas. Junto a ella había una chica de cabello rubio que parecía anotar cosas con un peculiar pero muy tierno bolígrafo. ―Me gusta tu bolígrafo.― Le sonrió con amabilidad a la chica y señaló el bolígrafo que tenía en mano mientras que de su bolso sacaba su juego de llaves, mostrándole el llavero que tenía del castillo de Disney. Nunca se era muy grande para vivir la experiencia del lugar más feliz en la tierra.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 13, 2016 3:20 am

We don't see things as they are, we see them as we are.

Guggenheim Museum · 12 de marzo · 16:15 horas

Había momentos en los que la mente de la brasileña lograba perderse en una dimensión alterna, queriendo escapar así de la realidad en la que vivía pero en donde solo lograba encontrar oscuridad y vacío; aquellos momentos podían durar desde milésimas de segundos, como el tiempo que le tomaba llevar su mirada desde su cuaderno hasta los bonitos colores de la exposición frente a ella, así como una hora completa, como cuando se quedaba quieta bajo las cobijas, queriendo ahogarse en su propio dolor. Un suspiro cargado de nostalgia logró escaparse de sus labios mientras anotaba contra el papel el nombre de exhibición que retrataba de forma majestuosa algunas de las constelaciones más importantes y garabateaba debajo un par de anotaciones al respecto, copia exacta de lo que decía la inscripción a sus pies. Fue entonces cuando una aterciopelada voz a su lado la sacó de su pequeño trance y la hizo sonreír ante su comentario, apenas una fina y vaga sonrisa aunque el gesto estaba hecho y era lo que contaba. —Tu llavero es aún más bonito. —comentó, sus comisuras se elevaron aún más para ensanchar el gesto anterior. —Tal vez sea infantil pero tengo un sinfín de cosas más en casa. —agregó después de  un par de segundos, encogiéndose de hombros como si le restara importancia a aquel gesto.

Sus ojos habían viajado por un instante de vuelta a las estrellas frente a ella antes de percatarse de lo mal educada que estaba siendo. —Me llamo Danaé, por cierto. —se giró hacia ella, regresando su atención por completo y estiró su mano para poder estrecharla, en su país de origen estaba acostumbrada a inclusive dar un beso en la mejilla pero sabía que aquellas costumbres no alcanzaban a los Estados Unidos y muchas veces le habían hecho pasar algún que otro momento bochornoso, más que nada al no ser comprendida. Su acento continuaba siendo parte de ella y era algo que le gustaba, cuando pronunció su nombre se le había marcado de más, tal vez, pero ella era feliz de seguir conservándolo. —¿También vienes a hacer tarea o simplemente a disfrutar del museo? —preguntó con curiosidad mientras ladeaba su cabeza con ligereza, la chica parecía rondar su edad y probablemente aún se encontrara estudiando al igual que ella.
©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 15, 2016 11:41 pm

We don't see things as they are, we see them as we are.

Guggenheim Museum · 12 de marzo · 16:15 horas

El llavero de Nirvana desapareció momentos después cuando lo guardó en su bolso, recordando por un momento el gozo que le provocó aquel viaje a Disneyworld hace un par de años. Era el cumpleaños de uno de sus hermanos, quien a pesar de ser un adolescente en aquel entonces, todavía disfrutaba de las manzanas acarameladas, posar con Goofy para una fotografía y pasearse sin pena usando una gorra que tenía integradas las orejas de Pluto. Ella por su parte, insistía en ponerse una camiseta con la imagen de Minnie en el frente y una gorra que tenía la forma del rostro de Daisy. El pico sobresalía y le cubría el rostro del sol. Además, no siempre se tenía la oportunidad de viajar hacia allá, así que tenía que comprar un souvenir que hiciera perdurar el recuerdo por siempre. —Tal vez un día pueda intercambiarlo por tu bolígrafo.— Sugirió y sonrió un poco más, mirando a la chica por el rabillo ojo mientras miraba el mural de las constelaciones, intentando memorizarlas. —Lo dudo, porque nadie supera mi memorabilia de Disney.— Dijo con orgullo, volteando a ver a la chica otra vez. Todavía conservaba las películas originales en VHS al igual que todas las entradas que ha comprado e incluso una fotografía autografiada por el mismo Walt Disney el día de la inauguración, la cual muchas veces le hizo pensar en lo increíble que hubiese sido haber estado ahí ese día.

Mucho gusto, Danaé, soy Nirvana.— Estrechó su mano también y le dio un leve apretón. En su voz se podía escuchar la dificultad que tuvo para pronunciar su nombre, queriéndolo hacer como ella pero hizo su mejor esfuerzo para no avergonzarse frente a ella. No reconocía muy bien de donde podría ser pero si tuviese que adivinar, tendría que decir de alguna parte de Suramérica. Los acentos exóticos en las personas era una de las cosas que más le gustaba, les consideraba personajes interesantes por conocer y hasta un poco más entretenidos que las personas con las que convivía a diario. —Más o menos, una tarea para la revista en la que trabajo.— Contestó, mirando por un momento la ropa que traía puesta. —Debo escribir un artículo sobre la influencia de los museos en nuestra vestimenta.— Agregó, haciendo un gesto con la mano al señalar la vestimenta de ambas y de las demás personas que estaban paseándose por el museo. Algo bueno iba a sacar seguramente.

©
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.